pensamientos

Calma noche bajo la ventana vacía.

 

Sentado en meditación, envuelto en mi robe (kesa) de monje,

Ombligo y nariz permanecen correctamente alineados,

Las orejas y los hombros en el mismo plano.

La ventana es blanca, la luna acaba de salir;

La lluvia ha cesado, alguna gota cae todavía…

En este preciso instante, mi sentimiento es extraordinario,

Vasto, inmenso, sólo por mí conocido.

RYOKAN

* * *