pecala

Haciendo un paréntesis en la historia, he pensado dar unos cuantos datos. Me he permitido escanear el DNI de la protagonista. Se tarda poco y no deja lugar a dudas. Además, así podré empezar a referirme a ella por su nombre, en lugar de utilizar constantemente la incómoda frase “la chica de la piel verde”. 

Aquí tenéis: 

Tiene gracia, el verde no se ve.

No me apetece escanear también el reverso así que, para más datos, tendréis que seguir leyendo próximas publicaciones. Y no, yo tampoco los sé todavía. Esa es la gracia.