patria

¿De qué te sientes orgullosa? -me preguntaron. De ser mexicana -contesté-; de pertenecer a la llamada raza de bronce; de pertenecer a un país que lucha día a día, que vibra, que padece, que se ríe; sí, mi país es un país risueño. Es un país libre. Podemos reírnos de los políticos, de nosotros mismos, de nuestros triunfos, de nuestros errores; sobre todo eso, de nuestros errores y de los ajenos. ¿Qué reímos por no llorar? Tal vez es cierto; nos reímos de la mismísima muerte. Sí esto no es alegría, que baje Dios y me lo diga.
—  COOS
Se me perguntarem o que é a minha pátria direi:
Não sei. De fato, não sei
Como, por que e quando a minha pátria
Mas sei que a minha pátria é a luz, o sal e a água
Que elaboram e liquefazem a minha mágoa
Em longas lágrimas amargas.
—  Vinicius de Moraes