pasaste

youtube

Arráncame - Vanesa Martín


Lo que empecé a vivir en primavera,
me di cuenta de lo que era
ayer mientras me despedía.
Cerré los ojos y al tragar saliva,
aquel hombre se me iba
como espuma de cerveza.
Y pasan, los coches pasan,
con sus historias,
la vida queda en las casas
y en la memoria.
La libertad que yo probé contigo,
no hay vergüenza te lo digo, era lo que más me frenaba.
Por miedo a no saber corresponderte,
hoy yo vuelvo a ser valiente, como afrontas lo que pasa.
Arráncame, la piel a tiras, porque sé
pasaste por mi lado y no te supe,
no te supe ver.
Arráncame, y enrrédate conmigo, y rómpeme el vestido
cansemos hasta a los amaneceres.
Me desperté con el sol en la cara,
y las arrugas de mi cama eran las que más me pedían
entre revistas y algún que otro diario,
retrasé mi calendario para ver si así volvías…

¿Eso quiere decir que no lo has visto? — cuestionó al tercer campista que pasaba por el lugar, deseando recibir una respuesta positiva que la sacara de aquella situación. Cuando el contrario volvió a negar, la muchacha dejó escapar un suspiro y, resignada, alzó una mano para despedirse. Con las pupilas enfocadas nuevamente en el suelo, se dedicó a buscar en las mismas zonas que con anterioridad. Era totalmente ridículo, ¿esperaba que apareciera de la nada si ya sabía que no estaba? Decidió intentarlo una última vez: —Oye, oye — movió las manos, esperando llamar la atención de la otra figura. —Necesito que me respondas algo con toda la sinceridad del mundo — comenzó, quizá exagerando un poco. —Hace unos diez minutos perdí un colgante por esta zona y bueno… — dejó la frase al aire, decidiendo ir al grano.  —¿Pasaste por aquí hace diez minutos? ¿Lo viste?… ¿Algo? — volvió a preguntar, quizá más enfocada en encontrar lo mencionado que en la otra persona.

Y así, de la nada.
De ser el mejor provocándome sonrisas
pasaste a ser experto en hacerme sentir como una mierda.

Fue tu mejor puesta en escena.
Y no.
No ví el truco.
Ni la gracia del truco.

Yo aún espero
que la paloma salga volando
de tu sombrero
y que se baje el telón.

Bostezando sonrisas

Pasaste a mi lado sin mirarme, me quede parada donde estaba por la sorpresa, mire por donde caminabas y no volteaste en ningún momento, bajé mi mirada y seguí mi camino, en ese momento comprendí que ya no te importa