21 de julio, llegamos

Nos despertamos como pudimos a las 9:30 y bajamos a desayunar… Típico hotel  de semi-lujo: pileta, jardines, desayuno buffet pero con comida local: nasi goreng, ayam no se cuanto y otras cosas… Muy rico y abundante… también scrambled eggs preparados en el momento… Subimos a la habitación, armamos la mochila y a salir de ahí. El hotel no era lo nuestro. Hicimos el check out y pedimos un taxi, con taxímetro. Nos habían dicho que saldría entre 150 y 200 mil rupias hasta el gesthouse Naturela, del otro lado de la península de Bukit. Le mostramos la dirección al taxista, dijo que conocía la calle pero no el alojamiento pero vamos… Motos invadiendo la avenida/ruta por cada costado. Varios con casco, varios no… Sin veredas, los autos estacionan donde pueden y los conductores invaden el carril contrario sin problemas… Van todos igual, todo controlado. Llegamos a la calle en cuestión:  Jl. Labuan Said. Nos avisa así q empezamos a mirar, sabíamos que era medianamente cerca de la playa… Finalmente llegamos, fueron 110 mil rupias con la propina incluida, algo así como 7,3€.

image

El alojamiento es más terrenal. Está recién terminado, aún le quedan detalles, como un toldo que le están instalando mientras esperamos. Se ve muy bien. Nos cuesta encontrar la recepción ya que comparte habitación con… la cocina. Mientras hacíamos el check in, unas espinacas eran saltadas en un wok y uno de los cocineros abría y limpiaba un pescado… Esperamos una hora aprox por la habitación tomando unas tónicas en el bar del jardín y acá estamos… Recuperándonos del jetlag y del cansancio.
Averiguamos cómo conseguir un auto con chofer para ir al templo Uluwatu a ver las danzas Kecak y el atardecer y luego ir a cenar a Jimbaran las famosas parrilladas de pescado. Después de hablar un rato con dos del gesthouse, el chofer en cuestión era el hermano del chico que limpia… 400mil rupias por 6-7 horas de “paseo”. Uluwatu está muy cerquita, nos acompañó al templo, nos explicó un poco, nos compró los tickets para las danzas (siendo local te atienden más rápidamente) y luego nos dejó…

image

Si bien es verdad que el templo no es gran cosa, aunque es muy bonito, el sitio donde se encuentra es maravilloso… Unos acantilados muy pronunciados y en uno de los vértices han construido el templo. Verlo desde lejos, tan sólo el contorno de este y los acantilados, hace que la visita merezca la pena… y como habíamos leído en diferentes blogs y en alguna guía, el atardecer es sencillamente espectacular… aunque el sol se terminó escondiendo por detrás de unas pocas nubes antes de desaparecer, nos regaló un espectro de colores sensacionales antes de sumergirse en el horizonte. Esto ocurría mientras disfrutábamos del espectáculo de danzas Kecak, danzas típicas balinesas caracterizadas por el sonido que les da nombre “kechak-kechak”, repetido casi hasta el infinito por un grupo de unos 30 cantantes hombres, que sirve como sustento rítmico sobre el que aparecen de manera inesperada el canto de algunos “solistas”, que seguramente van contando la historia de cómo un demonio secuestra a la amada de Rama y de cómo la rescatan. Digno de verse y admirarse… Hubo algunos toques para los turistas que claramente estuvieron de más, aunque la mayor parte de la gente se reía, muy a mi pesar, complacientemente.
Al terminar, buscamos a nuestro chofer y nos fuimos a cenar a la playa de Jimbaran, algo muy recomendado en cuanto blog uno pueda leer…

image

Nuestra sorpresa fue grande cuando vimos que nos depositaba directamente en un restaurante, con el cual él seguramente tenía acuerdo… nuestra idea era llegar y recorrer un poco pero bueno… caímos como novatos… ya una vez puestos a cenar nos dimos cuenta que la playa entera estaba cubierta de restaurantes de la misma onda, algunos seguramente más caros que otros, pero todos iguales… y todos sufrían la visita de un grupo de músicos muy bien entrenados que sabían cantar en cuanto idioma sea posible… preguntaban de dónde eran los comensales y era empezar a cantar el hit representativo del idioma… a nosotros nos tocó una interpretación libre, mitad castellano mitad indonesio, de Camisa negra, o como se llame el adefesio del compositor colombiano. El menú ofrecido era muuuuuy caro y demasiado abundante así que optamos por ir a elegir un pescado (red sniper) y gambas y que las asaran para nosotros. Y al terminar, a dormir.

Text
Photo
Quote
Link
Chat
Audio
Video