magicube

Camera of the day : ‘79 Kodak Instamatic 77x.
Difficile de faire plus “basique”, l'Instamatic porte bien son nom et n'offre aucun réglage : 43mm f/11d'objectif et 1/50s pour l'obturateur. Il y a juste à appuyer sur le déclencheur et BAM ! Même les flash Magicube étaient à usage unique…
Malgré que les Instamatic sont moins connus que les Polaroid, il est assez amusant de voir qu'Instagram tire son nom (et son logo) de cet appareil iconique.

#Kodak #Instamatic #77x #1970s #Old #126 #film #Camera #Collector #Collection #Magicube #filmsnotdead #COTD #Boxset

Muchos de mis alumnos me preguntan sobre el trabajo con FLASH y como razonar al adquirir uno.

Con los flashes como con los lentes es importante saber que tipo de trabajos vamos a realizar con ellos.

Mi primera experiencia con un flash fue unos cubitos desechables de marca DANKO, muy populares al principio de los 80s, se vendían bajo el nombre “MagiCubes” para las cámaras INSTAMATIC de Kodak. Cada cubo te daba 4 disparos, uno por cada lado del cubo que tenia que irse rotando, y después de disparar los cuatro disparos se botaba y remplazaba por otro. Lo que mas recuerdo de esos cubos era la posibilidad de construir torres de uno sobre otro para aumentar su potencia. Cada caja traía solo 3 flashes, o sea 12 disparos de luz, y según recuerdo estas cajitas no eran baratas. Obviamente en esta época de mi vida yo era un niño y todavía no trabajaba profesionalmente con la fotografía.

Mi primer Flash de uso profesional fue un METZ 50 MZ-5 (1993)  totalmente manual. Recuerdo casi memorizando el “Exposure Wheel” (una rueda de tres capas que te guiaba en equivalencias y cambios de exposición) que venía en la parte superior de su cabeza. En esa época tomar fotos de prueba costaba no sólo tiempo sino además baterías no recargables, negativos utilizados, revelado de negativos e impresión en copias de contacto. Aprender con ensayo error costaba dinero y se debía aprender rápido.  El METZ 50 MZ-5 fue mi flash con muchas cámaras, ya que era manual, la compatibilidad con mi cámara se reducía al cable obturador que podía variar con diferentes marcas.  Afortunadamente no eran muy caros.

Con el cambio de sistema de manual a digital, las cosas también cambiaron para las casas especializadas en sólo Flashes como METZ. La integración de los flashes con las cámaras se volvió una prioridad para las casas productoras de cámaras y el modo TTL se estableció como un estándar para la mayoría de los flashes fotográficos (TTL= Through The Lens – Determinado por el lente).

Qué implica el modo TTL; sencillamente es la capacidad del flash de sincronizar su intensidad con las mediciones de exposición que la cámara esté tomando. Haciendo esta operación tan sencilla como operar una cámara “Point and Shoot”.

En resumen, los flashes creados por casas productoras de cámaras generalmente brindan mas funciones en combinación con las cámaras de su propia casa, ejemplo, Nikon con Nikon, Canon con Canon y generalmente son mas caros que otros flashes (alrededor de los 500usd).
Los flashes creados por casas especialistas en la creación de flashes como Metz, Bolt; Quantum, Phottix, Interfit, Zeikos, Holga, RPS, DOT, Bower, entre otros pueden ser mas económicos, con limitaciones en funciones, en algunos hasta el punto de solo recomendado a uso manual, pero definitivamente mas económicos, desde un rango de 20USD a 200USD.