Y la gente hablaba de utopías; de lugares que uno busca, de objetivos y sueños perfectos. Pero para mi, todas esas palabras no tenían ningún sentido ¿para qué habría yo de desear un lugar perfecto cuando sabía que no lo encontraría?
La gente hablaba de utopías, de lugares divinos y paraísos inigualables, y yo, hablaba de realidades, de situaciones posibles y lugares existentes.
Yo no entendía el significado de la palabra “utopía” hasta que toque tus labios; hasta que por un momento todas las metáforas del mundo se habían hecho realidad; hasta que por fin había comprendido la necesidad del hombre en creer en un dios, por que la magia existía pero solo cuando tu alma se fundía por un instante con la mía; comprendí entonces que todos los paraísos tenían tu nombre, que no había necesidad de buscar un lugar, pues tu estabas allí; que no buscaba un sueño u objeto, mucho menos un deseo , te buscaba a ti. Entendí la palabra utopía cuando por fin me vi en la necesidad de volver a ese lugar que todos están buscando. Cuando por fin me vi en la necesidad de volver a ti.
—  Un héroe de Pacotilla
youtube

image