lecho-de-muerte

3

As de corazones - Barbara Metzger (Trilogía La Casa de las cartas #1)

Alexander Ace Endicott, conde de Carde, necesitaba una esposa que le proporcionara herederos para su condado, pero lo que jamás imaginó es que llegaría a prometerse con tres mujeres distintas casi al mismo tiempo. Por eso se vio obligado a hacer lo que cualquier conde respetable haría en su lugar: huir.
Es ahí cuando decide que es el momento de llevar a cabo la última voluntad de su padre: él y su hermano Jack le prometieron encontrar a su hermanastra, perdida mucho tiempo atrás. Pero esa búsqueda lo llevará hasta Nell, cuya delicada belleza suscitará su interés. Y cuando descubra que ella le corresponde, se verá obligado a calcular si dos amantes que no casan pueden formar una pareja ganadora.

Léelo aquí


Jota de tréboles - Barbara Metzger (Trilogía La Casa de las cartas #2)

Hace ya años que el joven Jack le prometió a su padre, en su lecho de muerte, buscar a la pequeña Lottie, su hermanastra desaparecida. Para llevar a cabo esta difícil empresa, Jack decide abrir un salón de juego y contratar crupieres jóvenes y hermosas, con la esperanza de que en algún momento su hermana se presente a pedir trabajo en su establecimiento. En cambio es Allison Silver la que llega a su vida. Y no va a ser fácil para esta estirada dama cumplir el encargo que le ha sido encomendado: debe llevar a Harriet, una niña de ocho años particularmente rebelde, a vivir con su nuevo tutor… que no es otro que Jack Endicott, el dueño de un salón de reputación más que dudosa. ¡Se admiten todo tipo de apuestas en esta desenfrenada partida del corazón!

Léelo aquí


Reina de diamantes - Barbara Metzger (Trilogía La Casa de las cartas #3)

En kilómetros a la redonda no existe un alma que no haya oído hablar de la historia de la desaparecida lady Charlotte Endicott y la atractiva recompensa que acarreará su regreso sana y salva. Decenas de impostoras rubias y de ojos azules que afirman ser la muchacha han probado suerte en el casino de Jack Endicott, solo para ser rechazadas…

Queenie Dennis, un diamante en bruto, podría ser la famosa Lottie. Y el destino da un giro cuando regresa al bullicio del beau monde y asume la identidad de una modista recién llegada de Francia. Queenie enseguida se convierte en la comidilla de la alta sociedad y llama la atención del atractivo lord Harking, que ha llegado a Londres en busca de unas reliquias familiares robadas.

Léelo aquí

Un amor contra el viento - Sussana Kearsley

'Una historia de amor y aventuras entre una viajera en el tiempo y un contrabandista del siglo XVIII.'
Eva Ross es una treintañera que se encuentra en el peor momento de su vida. Sus padre murieron tiempo atrás y su hermana acaba de fallecer de cáncer siendo todavía muy joven. En su lecho de muerte, Eva le prometió que esparciría sus cenizas en el lugar donde fue más feliz, y por eso viaja a Cornualles. Allí se reencuentra con Susan, una amiga de la infancia que está planeando montar un Salón de té y que acepta de buen grado su ayuda. Pero un día, mientras da un paseo por los acantilados, Eva se topa con un hombre vestido con ropajes antiguos que de inmediato desaparece. Ella no entiende qué le ocurre, hasta que de pronto se traslada de forma involuntaria a una época anterior, a 1715. Está en la misma casa…pero todo es diferente. Allí residen los hermanos Butler, Daniel y Jack, que se dedican al contrabando y a apoyar desde la clandestinidad la causa jacobina. Daniel es un hombre atormentado por la muerte de su esposa. El único motor de su vida es su causa política hasta que aparece Eva. Poco a poco se enamoran, pero tendrán que enfrentarse a los tres siglos que les separan y que les unen a su antojo, sin que Eva pueda controlar su don.

Léelo aquí

Un judio en su lecho de muerte susurra… / - …Maria, Maria… donde estas, esposa querida? / - Aqui estoy, esposo mio… al lado suyo. / - …Y mi hijo Jacobo… donde esta? / - Aqui estoy, padre… al lado suyo. / - …Y mi hija Leyla ..donde esta? / - Aqui estoy, padre… al lado suyo. / - …Y mi hijo Isaias… donde esta? / - Aqui estoy, padre… al lado suyo. / - Pero bueno, quien esta en el negocio entonces…?

más chistes de Chistes De Tacaños

Un ateo muere y va al cielo.

Al llegar, es recibido por San Pedro:

-Hmmm… (leyendo el libro de la vida del ateo)… lamentablemente hijo mío, no puedes entrar al Reino de los cielos. Desde joven, te declaraste ateo. Incluso en el lecho de muerte, te mantuviste firme en su ateísmo. Tu lugar está en el infierno.

El ateo desciende a las profundidades abismales, buscando la entrada al infierno. Al llegar se sorprende: el ambiente se asemeja a los grandes casinos de Las Vegas. En la entrada, mujeres hermosas escoltan al ateo. Muy sorprendido, él entra en el infierno y es recibido por un hombre elegantemente vestido con un traje blanco y una flor en el ojal:

-Bienvenida, amigo mío! – dice efusivamente - soy Satanás, tu anfitrión por toda la eternidad y si deseas algo simplemente pregúntame directamente a mí o a cualquiera de las hermosas mujeres.

(bajando la voz) – la pelirroja del vestido negro te llevará a la locura!

La imagen del infierno era fabulosa: una vasta planicie con una hermosa hierba baja y coloridas flores. En el fondo, una pequeña fila de montañas.

Se dio cuenta de un pequeño río a izquierda, donde nuestro amigo reconocido a Nietzsche y Voltaire, con cañas de pescar en una mano y un vaso de jugo en la otra, riendo con intensa alegría!

A la derecha, un restaurante con un gran balcón, el ateo reconoció ahí a Thomas Paine, Robert Ingersoll y Thomas Jefferson, mientras saludaba y apuntaba a un libro en su mano. Era el último libro de Richard Dawkins.

Confuso y desconcertado, el ateo no podía entender lo que estaba sucediendo. Escuchaba a Satanás de su lado, hablando como si fueran dos grandes amigos tomando refresco en un bar:

-Mi amigo, aquí puedes hacer lo que siempre has querido. Nada está prohibido, puedes obtener placer mientras no perjudiques a nadie. Hola Girdano !!! -saludó a un hombre que pasaba

El ateo preguntó: -Ese era Giordano Bruno?

-Eh? Ahh… sí! Disculpe por no presentarlo, pero no te preocupes, porque se reunirá en la noche del jueves. Todos los jueves jugamos a las cartas, después del partido de fútbol. Los que no juegan son Karl Marx y Albert.

-Albert… Einstein?!?!?!?!

Pero, de repente, la conversación es interrumpida por descargas de rayos y truenos que ponen el cielo oscuro con nubes y vientos que parecen anunciar el día del juicio. El ateo ver que el llano, anteriormente lindo, se convierte una fosa abisal que emite desde sus entrañas, sulfurosas, bengalas como lenguas demoníacas. En medio del cielo tormentoso, aparece un hombre, gritando locamente y en llamas, cayendo directamente a la fosa abierta en el suelo. Tan pronto como el hombre es tragado por las llamas, todo vuelve a la normalidad como lo era antes. Satanás no dejar de hablar, como si nada hubiera pasado.

¿Perplejo por lo que vio y no pudiendo contener la curiosidad ante la calma de Satanás, le pregunta el ateo: - Qué fue eso?

Satanás responde: era un católico. Ellos prefieren el infierno de esa manera.

anonymous asked:

edad?

Tengo 18 pero daria lo que fuera por tener 90 y estar en mi lecho de muerte y que hoy sea mi última noche

Dime

Dime que se siente callar tanto por alguien. Dime que se siente llorar en soledad, soledad de mi.
Dime como le haces para borrar de tu mente mi rostro. Por favor dime, como le has hecho para exiliar mi fantasma de tu habitacion.

Dime por que no comprendo, como es que en tu propia agonia gritaras mi nombre y ahora trates de callar el eco de tu voz con alguien
tan barato y en un ”compromiso” tan de papel de arroz.
Dime como soportas vivir en penumbra, con solo la compañia de pequeños satelites dentro de tu orbita.
Por favor dime, como es que tu piel no extraña el calor y quemar del Sol.

Dime como es que en tu propio lecho de muerte erguias tu cuerpo para aferrarte a mi, y ahora…
Ahora te conformas con saberme en libertad, con saberme recuperado… Con saber que no estoy a tu lado.

Dime y yo te digo como le he hecho para reprimir tu recuerdo, ese recuerdo necio que se empeña en salir una y otra vez.
Dime y te digo como he soportado tu ausencia, esa ausencia que me mataba y ahora solo veo a lo lejos.

Dime cuanto me amas, y yo te digo cuanto te extraño.

Olas de la diversidad atravesando las playas vírgenes de la isla
hay que incentivar no solo al espíritu guerrero, sino al espíritu creativo. en este mundo de famas y esperanzas hacer crecer la dualidad, el vértigo, la furia, el corazón.
entre los gritos de batalla están los vikingos y los guaraníes. en su intensidad hay una brecha infinita, y en su poder hay una grieta insondable, no es mas, no es menos su poder.
es insaciable la pasión del ser humano por expandirse. en sus mas diversos recovecos.
están las retorcidas redes del sistema y de la ciencia. de la visión y la cosmovisión.
el instinto parece prevalecer ante todo como un ente regulador de lo infinito.
en nuestros cortos años soñamos la inmortalidad por mas que no veamos nuestros actos reflejados como consecuencias.
por mas que no veamos a nuestro legado disfrutar de nuestras victorias, en variedades infinitas.
somos el lecho de la muerte abrazando a un espíritu frágil.
somos el universo colapsando ante nosotros, sus creadores.
la gloria y la interminable pena de la existencia.
somos un latir de cóndor y de águila. somos un ensoñardor y un asechador.
un animal que desterró a su padre y a su madre.
un ser horrible sin la mitología de los grifos o las quimeras.
un humano con cuerpo de humano y mente de humano. (porque decir hombre para referirse al humano ya es tan cruel que mete asco)
dispuesto a terminar con todo lo que se anteponga.
humanos rebelados contra la propia especie.
salvajes como ratas o parásitos.
percibiendo dimensiones ultra terrenales.
el destino nuestro quiera alguien este en algunas manos.
porque en las nuestras es un caos. nos comemos con lujuria.
nos ahogamos con crueldad. nos matamos insolentes.
ay tunkashila, no esperes nuestra piedad, ni nuestra calma.
ay wakantanka, no veas fijamente en nuestros ojos.

la lujuria que envuelve al indio y al conquistador es el celo de los samurais y de las geishas.
la demencia que envuelve al conquistador y al samurai es la leyenda de las geishas y los indios.
el hombre que abraza al tigre y domina a las jaurías de perros es aquel que ha intuido el sendero.
la mujer que en su sangre encontró al cordero y a los hijos de dios.
despiadados y despiadadas en el latir del tiempo. asesinos y brujas.
asesinas
y brujos.
acertado es el grito fluvial en la penumbra que busca estrellas.
sin saber encontramos la esperanza en la sangre de los otros.
en el camino a la cordura se plantean los paradigmas del control establecido.
el remanente de insuficiencia para alterar lo cotidiano.
aun así el vértigo de otras almas sulfura en el porvenir.
la guerra es el continente y no esperan ni un segundo para intervenir.
son el yin y el yang enroscados en la lucha eterna.
es el pueblo de quien lo cosecha contra el hambre cosechado.
la furia demente contra el insano defensor.
asi vivimos y nos criamos, a los golpes y a las cortesías.
anhelando un mundo mejor.
hijos de la grandisima arpía y el terrible indecente.
tratando de hacernos mejores. tratando de entender las vibraciones.
que no nos corresponden, que solo deseamos.
hijos del futuro de nuestra mente inentendible.
buscando la salida a un laberinto como ratones controlados.
estallando desde el océano como peces ultra desarrollados.
que lo misterioso y que esta vivo, nos tenga en presencia amable
y nos permita ante nosotros, crearnos nuevamente.