Sí te he dicho lo que sentía es precisamente para que te quedes. Lo sabés bien, todo lo que nos desune es en el fondo lo que nos deja vivir tan bien juntos. Si empezáramos a callarnos lo que sentimos, los dos perderíamos la libertad.
—  Julio Cortázar
Desvaríos de una chica de 17

    La tregua 

    Cuando leí “La tregua” por vez primera, era perfectamente consiente, (por una cuestión colectiva), que ella moría, así sin más, no sabia ni su nombre ni su edad, ni su historia, tampoco la de él.  Alguna idea previa de la generalidad del libro tenia, pero casi nula. Y al  pasar las paginas, al descubrir las vidas de los personajes, su mundo interno, esa idea previa se olvida.  

    Cuando Avellaneda muere, yo estaba comiendo jalea de frambuesa, y fue la más amarga de mi vida, me tomo por total sorpresa como si todo lo anterior se borrara de mi consciencia, como si con cada letra y palabra me clavaran un puñal, por que el dolor de Martín también era mi dolor, y en ese pacto tan grande de verosimilitud me perdí, hasta que ya no quedaba mas jalea, ni palabras por leer. 

¿Te ha pasado algo así?   

9

Estudiantes, profesores, trabajadores docentes y no docentes se manifiestan en contra a los recortes que quiere hacerle el gobierno a la Universidad de Puerto Rico. Cabe destacar que se le dieron propuestas al gobernador con soluciones a la crisis económica que enfrenta el país, sin tener que tocar la educación pública de Puerto Rico. #11recintos1UPR #ProductoUPR #NoJODANconMIeducacion 

“El mundo es eso. Un montón de gente, un mar de fueguitos. Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.” -Eduardo Galeano 



Hoy, finalmente, se apagó un fueguito, de ésos a los que uno no podía mirar sin parpadear. Se fue uno de los grandes, uno de los hombres a los que más admiro. Gracias por tanto, Eduardo. Porque lo que nos dejaste es un rayito de esperanza. <3

Honduras Is What’s Wrong With Latin America

Most people don’t care about Honduras—even historically-conscious Latinos and keen observers of Latin American happenings. Big-name countries like Mexico, Brazil and Cuba hog all the limelight, because they either have substantial economies, a storied relationship with the United States or a strong emigrant presence in America. (In the case of Mexico, it’s all three.)

That’s a shame. Because while students, journalists and activists rack their brains trying to understand the politics of a country like Mexico, with its byzantine bureaucracy casting plenty of shadows in which to hide, Honduras is just small enough (politically and economically) to lay bare the true nature of Latin American politics.

Case in point, when a coup ousted the democratically elected president of Honduras in June 2009, the golpistas claimed the removal of President Manuel Zelaya was necessary to prevent him from changing the Honduran law and running for a second term—something prohibited by Article 239 of the Honduran constitution.

At least it was prohibited by the Honduran constitution until the five-member Sala Constitucional of the Supreme Court overturned the ban on reelection.

Read More via Latino Rebels