Aprendiendo con papá

Mis 7 añitos, y mis experiencias

Tenia 7 años cuando jugábamos con papá los dos, me divertía mucho, mas de una vez queriéndole quitar la pelota lo tomaba de entre sus piernas y sentía su pito en mis manos por encima de su ropa, nunca me dijo nada, solo se reía y me tocaba mi pitito de igual forma, tantas veces lo hicimos que ya se hacía costumbre.

Un día llegando de la escuela, encontré a mi papá en la cama leyendo un libro, a el le gustaba mucho leer, me acuerdo que me tire sobre el y le di un beso, en ese momento el movió la cabeza y mi beso fue a dar a sus labrios, me gustó lo que había pasado, el me tomó la carita con sus dos manos, la retiró para mirarme, se sonrió y luego me dio otro beso en la boca abriendo la boca, me sentí mojado por su saliva y intente secarme con mis manos, pero el la quito y me dijo, 
Así se besa, a una mujer, no tienes novia?
Cómo?

Así, abre la boquita apenas, cuando lo hice el me beso de una manera que me dejó sin respiración, metía su lengua en mi boca, tomaba la mía y la chupaba, luego, me beso el cuello y metía su lengua en mis orejitas, yo sentía cosquillas por todo el cuerpo, y sentía que debajo de mi cuerpo, entres mis piernas crecía algo,
El se sentó en la cama, me dio un piquito
Te gustó? Me preguntó 
Si papá, me gusto mucho, eso debo hacerle a una mujer cuando sea grande como tu?
Si mi amor, no solo cuando seas como yo, antes también puedes hacerlo
Papá, por qué tu pitito creció así y se puso tan duro?
En ese momento entró mamá al dormitorio, el entonces me dijo. 

Después hablamos de esas cosas, y al oído casi sin sonido me dijo esto queda entre nosotros, ve a jugar, me beso en la mejilla y me dio una palmada de cariño en mi cola
Pasaron unos días y siempre cuando estábamos solo lo saludaba con un piquito en la boca y jugábamos yo en sus piernas, apoyando mi colita sobre su pito y moviéndome, se reia y me decía al oído tenemos que volver a hablar 

Un día, mi mamá tuvo que viajar a la capital, el abuelo había quedado muy enfermo y se esperaba el final, mi hermanito viajo con ella y quedamos solo papá y yo en casa.
Al otro día, al llegar de la escuela, mi papá, estaba con un short solo, era casi verano y hacia calor, entonces me dijo,
Vamos a bañarnos para merendar y luego vamos a salir a cenar afuera. 
La idea me encantó, entonces el comenzó a desnudarme, poniendo toda mi ropa en orden,
Quedé totalmente desnudo y me dijo
Bueno ahora tu lo haces conmigo,

Yo baje su short rápido y su pito salto pegándome en la cara, no estaba totalmente duro, el se rió mucho y yo lo imite, me reí también.
Entramos al baño y abrió la ducha, nos mojamos los dos, el se sento en un costado de la bañera y comenzó a enjabonarme, todo mi cuerpito, cabeza cara orejas, mi pecho mi penecito y huevitos y piernas y pies, luego me dijo que me diera vuelta y enjabonó mi espalda, mis nalguitas que todos me decían en la escuela que era de niña, porque eran paraditas, por ultimo mi anito, ahí puso más empeño, enjabonaba y acariciaba hasta que en un momento haciendo círculos con su dedo me lo metió
Hay papá, me duele, 
Eso es porque está muy sucio. Espera, ponte sobre mis piernas boca abajo, 
Lo hice y el tomo un pote de crema y comenzó a pasar su dedo por mi anito, muchas veces hasta que me lo metió nuevamente, no sentí molestia y el comenzó metiendo y sacando su dedo de mi anito, a mi comenzó a gustarme, se sentía muy rico lo que me hacía, siguió hasta que en un momento metió otro dedo
Me volvió a doler papá, le dije

Ya va a pasar, vas a ver que te queda bien limpito. Metía y sacaba los dedos y el dolor cesó, entonces, sacó los dedos y con las dos manos, un dedo de cada una entraron en mi anito, se sentía muy rico, y el comenzó a separar los dedos, sentía que mi anito se estiraba, hacia arriba y hacia abajo
Me molesta papá, tan sucio tengo mi anito?
No mi amor, solo lo estoy preparando para enseñarte que se le debe hacer a una mujer.
Que bueno. Entonces dale papá, quiero aprender.
Llegó a meter 4 dedos en m anito, al principio siempre me dolía un poco pero después me agradaba
Entonces, el me paró en sus piernas frente a él, luego de sacarme todo el jabón del cuerpo y me dijo. 

Bueno ahora te toca a ti, enjabóname la cabeza , ahora me vas a bañar tu a mi, cuando estaba enjabonando la cabeza el tomó mi pitito y se lo metió todo con huevito y todo en su boca, que rico sentí, me chupaba todo y yo le enjabonaba la espalda, en un momento me dio vuelta y me beso mis nalguitas y mi anito, metía su lengua en mi anito, yo ya empecé a sentirme en el aire, parecía que flotaba. Que hermoso era eso que me hacia mi padre.
Luego me bajó, y el se paró
Ahora te toca lavar la partes de abajo.
Su pito estaba súper duro, lo enjaboné muy bien junto con sus huevos y luego se enjuagarlo, me lo metí en la boca y lo chupe como si fuera una paleta dulce. El gemía y me acariciaba la cabeza.

Luego me puse atrás de el y le enjabone el ano, mucho, metí mis deditos uno a uno así como el me hizo a mi también se lo estiré con dos dedos de cada lado, el se inclino hacia adelante y ahí vi su anote completo, entonces metí de una 3 dedos, luego tome de la crema que el había usado y puse todos mis dedos juntitos y se los metí en su culote, entró toda mi manito, el se enderezó
Haaaaaaah, que rico sigue metiendo y sacando, 
El gozaba me decía que rico, yo le seguía metiendo cada vez más me manito y mi bracito, entro casi hasta el codo
Sácalo ya. Vamos a la cama me dijo
Entonces salimos del baño nos secamos y nos fuimos desnudos los dos a la cama. El tenía su pito totalmente duro, grueso y largo apuntaba hacia arriba mi pitito también estaba paradito, no sabía por qué.
El se sentó en la cama, me tomó de la cintura frente a él, me alzó, apoyo mi culito en su pito y empujó fuertemente hacia abajo, que dolor, era enorme, lloraba, el me decía, 
No llores mi amor, estas aprendiendo
Me duele papá, me duele mucho, lloraba yo lo miraba y veía en el una sonrisa.

Tenía todo su pito dentro mío, sentía en mis nalgas los pelitos de su pito no se movía. El comenzó a besarme, acariciarme, besaba mis orejitas, mi cuello, mi boca. Poco a poco el dolor fue pasando, hasta que el comenzó a moverse adentro afuera, y yo comencé a sentir algo muy placentero, ya lo abrazaba con mis piernitas en la cintura, y comencé a moverme yo a todos lados. Era hermoso lo que sentía, entonces comencé a besarlo en la boca y el me respondió, comencé a gozar de una manera que nunca había sentido, el se puso los pantalones y los sujetó con un cinto quedando prendido a su cuerpo, mi pito pegado a su cuerpo me hacia sentir una electricidad que no se como describir.

Así estuvimos todo el día, el cocino conmigo ensartado en su pitote, luego me giro así como estaba y se sentó a la mesa me dio de comer en la boca y el comió.
Fuimos al baño a lavarnos la boca y volvimos al dormitorio, donde dormimos una siesta. Cuando me desperté, el estaba metiendo y sacando de mi su pito, los dos gemíamos al unísono, hasta que en cierto momento sentí que aquello se engrosaba dentro de mi, y palpitaba, junto con un grito 
ahhhhhhhahhaaahhahhaha que hermoso, eres mía para siempre, eres mi mujercita, te amo. 
Y sentí adentro mío su semen saliendo.

No soy tu mujercita papá, soy tu hijo. Me gustó mucho lo que me hiciste.
Mi amor, eres mi hijo cuando vas a la escuela, cuando jugamos con la pelota, cuando comemos, pero cuando estemos así serás mi mujercita mi noviecita, todo esto es nuestro secreto, a nadie tienes que comentar.
Ni a mamá?
Ni a mamá
Me dio un lago beso , nos levantamos y salimos a pasear.