inapropiados

Nombres- One Shot Wigetta

Algunos días, Samuel estaba seguro  que lo hacía solo para volverlo loco.

Samuel lo conoció en su primer día en el trabajo. Logró conseguir un trabajo de medio tiempo después de la universidad como barista en una cafetería local. Completo su entrenamiento y se apresuró a cogerle el truco a tomar pedidos y la preparación de las bebidas con una sonrisa en el rostro en todo momento (Siempre había sido un tipo más bien social, después de todo). Supo de inmediato que ese trabajo le encantaría.

Pero entonces él interrumpió.

Sus ojos se encontraron y el rostro de Samuel se congelo. Todo su cuerpo se congelo. Este no era un cliente ordinario; era  un ángel. Tenía los cabellos negros artísticamente arreglados, hermosos ojos cafés y delgados labios color rosa, un cuerpo alto y delgado. Su gaydar enloqueció. Mantén la calma, se advirtió. No coquetees con clientes. Eso es completamente inapropiado. Me despedirán, no te acalores.

-¡Hola!

Su resolución inmediatamente ardió en llamas en el segundo que escucho esa voz angelical.

-Hey- replico alegremente imitando la sonrisa del muchacho

-¿Me puedes dar un mocha grande bajo en grasa, por favor?

-Yo-uh- Fue la respuesta inteligente de Samuel, se aclaró la garganta- Por supuesto serían cuatro euros- Dijo la orden, tomo una taza vacía y un rotulador- ¿Cuál es tu nombre?

-James- contesto el chico, entregándole el dinero. Samuel escribió el nombre en el vaso sintiéndose un poco intrigado sin saber muy bien porque, rápidamente puso el dinero en la caja antes de voltearse a preparar el mocha. Tuve que preguntarle su nombre, se defendió. No estaba tratando de ligar con él. Es parte de la descripción del puesto. Eso es todo. No es como si también le hubiera pedido su número de teléfono.

Se volvió y encontró a James todavía ahí sonriendo expectante. Su corazón dio un salto. Haciendo caso omiso a la reacción de su cuerpo, le devolvió la sonrisa y le entrego alegremente la taza.

-¡Aquí tienes! Que tengas un buen día

-Igualmente

Y con eso, James se dio la vuelta sobre sus pies y se marchó fuera de la cafetería. Samuel se quedó mirando con una expresión que era probablemente de idiota atontado, solo se recuperó cuando su compañera de trabajo Carry salió de atrás de la trastienda con los granos de café nuevos. Samuel regreso a la caja registradora.

Pero James se mantuvo en sus pensamientos todo el día

…………………………….

La tarde siguiente, un Martes, James volvió, mostrando esa misma sonrisa brillante como si estuviera contento de verlo o algo parecido. Tomo todo el esfuerzo de Samuel de adiestrar su expresión y no sonreír como un completo tonto.

-Un mocha grande bajo en grasa- Ordenó James de nuevo

-Por supuesto. Serán cuatro euros- Tomó el dinero de James, cogió una taza y pregunto-¿Nombre?- aunque ya sabía la respuesta, pero no quería lucir como acosador así que fingió que no lo recordaba

-Taylor-

Su marcador, ya garabateando la “J” vacilo, ¿Qué?, Su sonrisa se torció y volvió a estudiar el rostro del muchacho de cerca. Sin duda era el mismo chico del día anterior. ¿Qué demonios? Decidiendo pensar en ello más tarde escribió el nombre nuevo y se lo llevo a Carry para que preparara el pedido, volvió a la caja y observo como Carry le entregaba a Taylor ¿James? Su pedido., este daba las gracias y se marchaba

¿Quién eres tú?

…………………………….

Al día siguiente ocurrió lo mismo, solo que esta vez el nombre en la taza de café era Miguel. No podía aguantarlo más. Tan pronto  como se fue, Samuel se acercó a Carry y le pregunto si sabía de qué se trataba.

-¿Oh, él?- Ella sonrió- Nadie sabe su nombre. La mayoría de nosotros nos referimos a él como “Chico Mocha”. Ha estado viniendo aquí desde hace como un año, pidiendo siempre el mismo bendito mocha pero nunca dando el mismo nombre dos veces, ¡Ni siquiera sabía que existían tantos nombres de chico!

Un cliente nuevo llego y Carry se fue a atenderle, dejando a Samuel perderse en sus pensamientos. No sabía porque tenía tanta curiosidad. No era como si hubieran intercambiado más que preguntas y respuestas requeridas y el saludo y despedida de paso. Sin embargo no podía evitarlo.

Chico Mocha, voy a averiguar cuál es tu nombre real así sea la última cosa que haga.

…………………………….

Samuel no actuó de inmediato. Jugó a lo largo de los próximos dos días. Los fines de semana Samuel no trabajaba, pero Carry ya le había informado que el Chico Mocha raramente venía en ellos también. Por alguna razón sintió alivio al escuchar eso. El lunes siguiente sin embargo, finalmente hizo su movimiento.

La tienda estaba casi vacía; no había más clientes en fila. Tomó el dinero como normalmente, pero no pregunto por un nombre. En su lugar, escribió algo en la taza y la dejo a un lado para que Carry la llenara. Ella lo leyó y reprimió una risita. Chico mocha levanto una ceja, pero no dijo nada.

Samuel lo miro de cerca mientras Carry le entregaba el mocha y él leía la taza.

Ojos Preciosos

El chico sonrió ampliamente y Samuel vio el leve enrojecimiento en sus mejillas cuando se dio la vuelta y se dirigió afuera rápidamente, sosteniendo la taza de café con ambas manos como si tuviera miedo de tirarla.

-Así que…- Carry se volvió hacia el con una risita- ¿Te gusta?

Samuel vaciló, su sangre corrió fría.

Carry negó con la cabeza y levanto una mano

-No contestes eso, ya lo sé. Buena suerte amigo. Si alguna vez consigues averiguar su verdadero nombre, dime ¿sí?-

Samuel asintió con la cabeza, sonriendo con alivio. Carry no había resultado ser homofóbica, pero en un pueblo como este nunca se podía ser demasiado cuidadoso. Estaba contento que su compañera de trabajo no pensara en él como un engendro de la naturaleza. El descubrir que ella en verdad apoyaba era una bendición.

…………………………….

Al día siguiente, la taza del chico mocha decía Cabello Perfecto, lo que causo una risa y un deslice delicado de un mechón hacia atrás. La tarde siguiente Piel Inmaculada le gano a Samuel un guiño. Luego vino Sonrisa Adorable. Y después de esa, Risa Contagiosa. Y así siguió una semana entera. Encontrando nuevas cosas que hallaba atractivas en el chico y poco a poco el “ángel”  comenzó a hablar con él un poco más. Samuel descubrió que iba a la universidad y que tenía una hermana pequeña. También que le gustaban bastante los videojuegos. La última parte prácticamente sello el trato. Sip. Estoy colado por él. Es un gran, gordo y enorme flechazo. ¡Y ni siquiera se su nombre! Esto es crueldad pura.

Pero el siguiente lunes por la tarde, él no vino por su habitual mocha.

Samuel se sorprendió por lo mucho que esto le molesto. Trato de decirse a sí mismo que no eran gran cosa- probablemente se tuvo que quedar hasta tarde en la universidad o  se reunió con unos amigos en alguna parte o tenía una gran cantidad de trabajos universitarios- Pero se sintió nervioso durante su turno completo, su cabeza estaba saltando cada vez que la campana sobre la puerta tintineaba. Carry disfruto burlándose de él por ello. Estaba casi deprimido cuando se fue a casa esa noche sin haber visto a su cliente habitual.

Cuando el chico mocha volvió al día siguiente, descubrió que su malestar no estaba infundado.

-¿Qué es eso?- preguntó, mirando fijamente la mano del muchacho extendida para tomar su vaso

-¿Hmm?- él miro hacia abajo también. Un moretón oscuro volviéndose amarillento estaba en su muñeca. Retiro rápidamente el brazo, tirando de su manga hacia abajo- Yo- eso-No es nada no te preocupes por ello-

Y entonces Samuel logró captar la mirada en sus ojos y todo su aliento fue extraído de golpe fuera de sus pulmones. Conocía esa mirada. Después de todo él había tenido esa misma mirada luego de haber salido del closet. Sabía de la vergüenza, el dolor y la frustración demasiado bien.

Bullying

Sin tomar la decisión consciente de hacerlo, se acercó y tentativamente cubrió las manos que sostenían la taza de café de chico mocha con las suyas, estremeciéndose ligeramente cuando sus pieles entraron en contacto.

-Oye- murmuro- ¿Estás seguro de que estas bien?

Chico mocha se mordió el labio

-Yo…-era evidente que quería decir algo, pero entonces suspiro y se apartó suavemente. Samuel vio cómo se cerraba- Estoy bien. Nada que no pueda manejar. Gracias por el café- Se dio vuelta, pero no antes de que Samuel lo escuchara susurrar – Nos vemos mañana, Samuel-

Se quedó inmóvil durante más de dos minutos después de eso

Esa fue la primera vez que utilizo mi nombre

…………………………….

Chico mocha pareció estar bien al día siguiente. O por lo menos, tan bien como un universitario podría estar un miércoles por la tarde. Carry estaba a cargo de la caja registradora en ese momento, pero cuando se percató de la llegada del chico, le empujo una taza vacía a Samuel con una sonrisa burlona. Él le saco la lengua a ella, le dio una sonrisa cálida a chico mocha y anoto una palabra antes de hacer el mocha bajo en grasa con relativa facilidad.

-¿Te sientes mejor?- preguntó antes de que pudiera refrenarse a sí mismo, extendiéndole su bebida.

Chico mocha hizo una pausa. Pareció contemplar su respuesta, su cabeza inclinada hacia un lado encantadoramente, ojos hipnotizando a Samuel sin esfuerzo.

-Sí- respondió finalmente- Gracias

Samuel vio como el chico ángel tomaba un sorbo de su bebida y comenzaba a irse. Pero entonces, levantó hacia arriba su taza y ley la palabra garabateada en tinta sobre la superficie curva y se detuvo casi tropezándose. Lenta, muy lentamente se volvió a mirar a Samuel, sus ojos muy abiertos, confusos y nerviosos. Samuel solo sonrió y asintió firme con la cabeza. Después de un momento, chico mocha le devolvió una sonrisa pequeña y camino hacia la puerta, sus dedos delineando la palabra escrita.

Coraje (Valor)

…………………………….

El jueves, chico mocha vino con una chica de piel clara, claramente una amiga suya. Cuando se acercaron a la caja registradora, ella no se perdió de la sonrisa que los dos chicos intercambiaron y Samuel la vio enfocar su mirada en su tarjeta de identificación.

-Ah, ¡Así que tú eres el Chico Café!- ella prácticamente proclamo

-¿Disculpa?- frunció el ceño

Chico mocha se sonrojo y le dio un codazo a la muchacha en las costillas

-Lana, cállate- murmuro. Luego, estampando su sonrisa regular se volvió hacia Samuel y le dijo- Mi normal, por favor. Para ella un frapuccino helado.

-Tienes razón- la chica aparentemente llamada Lana susurró en voz alta cuando Samuel dijo la orden-¡Él es lindo!

-¡Lana!- siseo el chico mocha. Samuel contuvo su risa al ver sus mejillas colorearse de vergüenza. Entonces lo que ella dijo lo golpeo. Espera… ¿Él dijo que yo era lindo? Sus dedos rozaron los de su cliente habitual al pasar el dinero y Samuel hizo lo que pudo para no notar la descarga eléctrica que recibió con el contacto. Escribió ‘Lana’ en el Frapuccino de la chica y se lo dio a Carry, haciendo el mocha del ángel el mismo para así poder escribir Agraciado en él.

-Aquí tienes—

-¡Espera!- interrumpió Lana, empujando fuera de su camino a su amigo con la cadera y robando su taza antes de que Samuel alcanzara a pasársela. Ella lo leyó con ojo escrutador y prorrumpió en una sonrisa abierta. Asintió a Samuel con la cabeza en evidente aprobación antes de pasar la taza- Maldición, chico blanco, ¿Aún no le has dado tu nombre? ¡Ha pasado, como, un mes!

El ‘chico blanco’ solo se sonrojo y la condujo fuera de la tienda, lanzado una sonrisa de despedida a Samuel otra vez mientras se iban.

Samuel suspiro y se apoyó pesadamente contra el mostrador. Ella tiene razón, se dio cuenta. Habían pasado cuatro semanas desde que comenzó a trabajar en la cafetería. Pensó que  aprendería el nombre del chico mocha más rápido que esto. Pero disfrutaba el desafío. Los nombres-elogios claramente le daban al chico por lo menos un poco de alegría y Samuel tenía la sospecha oculta que no era halagado muy a menudo. Él estaba más que contento de cambiar eso.

…………………………….

Dos semanas más pasaron. Chico mocha continuo viniendo todos los días de la semana después de la universidad, ordenando lo habitual y sonriendo cada vez que leía su nuevo ‘nombre’ del día en su taza. Por supuesto no siempre se encontraban. A veces el venía cuando Samuel estaba en la parte de atrás y Carry lo atendía en su lugar, o faltaba un día inexplicablemente (Samuel siempre sospechaba lo peor y siempre se sentía aliviado cuando a la tarde siguiente venía sin ninguna lesión visible) o un viernes cuando Samuel estuvo demasiado enfermo para ir a trabajar. Algunos días el Chico Mocha traía a un amigo o dos con el de la universidad, pero en su mayor parte estaba siempre solo, dejándole saber a Samuel un nuevo hecho de su vida para que reflexionara sobre ello el reto de su turno. Samuel no sabía si lo hacía intencional o no. De cualquier manera, se encontró juntando los pedacitos de la vida de este chico con esmero, ansioso por descubrir el producto final.

Y entonces, por fin, finalmente fue recompensado por su persistencia.

Chico mocha llegó como cualquier otro día de la semana, deslizándose de la ligera nevada en el exterior con rosadas mejillas y una estilizada bufanda alrededor de su cuello al interior. Samuel le sonrió y tomo una nueva taza y un rotulador. Sin embargo antes de que pudiera empezar a escribir sintió una mano suave y fría sobre la suya. Levantó la mirada y se encontró con esos ojos cafés con confusión.

-Por favor…Déjame-

Se dio cuenta que el muchacho estaba nervioso. Pero le entrego la taza y el rotulador sin decir nada. Las mariposas en su estómago se duplicaron. Observó extasiado y con incredulidad como el ángel escribía algo en la taza. Por favor, por favor dime que está escribiendo su nombre real…

Y luego la taza y el rotulador le fueron entregados de nuevo. Samuel rápidamente le dio vuelta en su mano para encontrar una bella caligrafía escrita en negro. Su corazón dio un vuelco y se detuvo en su pecho

Guillermo Díaz

Debajo del nombre estaba un número de teléfono.

Levanto su cabeza con el sonido de la campana sobre la puerta. Guillermo se había ido. Se había ido sin esperar la respuesta de Samuel. Ni siquiera obtuvo su bebida. Había venido con el objetivo de su número a Samuel.

Este era.

-¿Samuel?-  escucho la voz de Carry detrás de el- ¿Ese era el chico mocha?- no respondió. Ella lo agarró por el hombro y le dio vuelta- ¡Samuel! ¿Qué te pasa?

-Guillermo- su voz salió débil, estrangulada.

-¿Qué?- ella frunció el ceño

Se quitó el delantal, lo arrojo descuidadamente a la puerta de atrás y salió corriendo detrás del mostrados. Sabía lo que tenía que hacer-

-¡Su nombre!- grito por encima de su hombro- ¡Es Guillermo!

Ella lo miró boquiabierta y luego dejo escapar un grito de alegría

-¡POR FIN!-

Atravesó las puertas dirigiéndose al estacionamiento corriendo hacia el muchacho, que se congelo justo cuando estaba a punto de entrar en el asiento del conductor de un auto negro. Se incorporó derecho cuando Samuel llego hasta él; Doblándose y tratando de recuperar el aliento.

-Samuel…- Guillermo sonaba inseguro ahora, vacilante, incluso más nervioso- Lo siento, yo…-

-¿Volverías de nuevo adentro?- soltó Samuel. Luego recomponiéndose un poco más, se puso de pie de nuevo y lo reformuló- Q-quiero decir… ¿Te gustaría tomar un café conmigo? ¿Como, tu sabes… una cita quizás?

Los ojos de Guillermo se abrieron. Pero luego apareció en su rostro la más bella de las sonrisas. Y Samuel sintió que se enamoraba de él justo ahí y en ese momento, se enamoraba del misterioso Chico Mocha, del tímido chico que había corrido el riesgo, le había dado su verdadero nombre por fin, se enamoró por todo él.

-Me encantaría-

…………………………………………

Z4

 Holis z4

�����z�>��

El mejor poder de los signos
  • Aries:Entusiasmarse con las cosas mas estúpidas y que se sabe que no tienen sentido.
  • Tauro:Tratar de sorprender a alguien y hacer el ridículo.
  • Géminis:Cambiar de opinión como cambian de ropa interior.
  • Cáncer:Hacer sentir muy bien a las personas y al mismo tiempo muy incomodas.
  • Leo:Importarle mucho lo que dicen los demás sobre el/ella.
  • Virgo:Preocuparse demasiado por las cosas mas estúpidas.
  • Libra:Nunca decidirse en que momento cruzar la calle si no hay semáforo o alguien no los lleva de la mano.
  • Escorpio:No olvidar nunca cuando alguien los hirió.
  • Sagitario:Decir las cosas en el momento mas inapropiado posible.
  • Capricornio:Crear un plan de estudios que nunca siguen.
  • Acuario:Decir las cosas mas extrañas con la mayor seriedad posible.
  • Piscis:Desaparecer las cosas en 5 segundos (las pierde o las rompe)
Un amor común y silvestre

Preludio a lo escrito: Debo dar las gracias a milady Valentina por la petición, acercamiento a la idea de lo que está contenido aquí. Como ella dijo: “Quiero smut y chuchadas varias”, aquí tiene. Lamento si no corregí bien, pero necesito dormir /y me parece que borré un párrafo sin querer. 
Creo que me voy a arrepentir de publicarlo, son las 6am, nada bueno pasa a esta hora xD

Fandom: GOTH Jaidefinichon
Pareja: Jainico
Warning: Smut, lenguaje inapropiado, fluff.
Palabras: 3.389 (One Shot) (eran más, no recuerdo en qué momento se borraron)

Keep reading

anonymous asked:

¿Por qué los alemanes pueden reírse de todos los españoles por el asco de clase política que tenemos y nosotros no podemos "meternos" con ellos / devolverles el desprecio hablando de su historia nazi? (generalizando pero sin generalizar)

A ver, por poder puedes. De hecho, puedes más reírte de los alemanes que de nuestra propia clase política (#LeyMordaza). 

Dejando eso al lado, realmente meterse en general con una población entera por sus gobernantes es bastante estúpido, porque muy pocos habitantes se sienten representados por ellos: viendo cómo están organizados los sistemas electorales, ni siquiera un porcentaje decente tiene por qué estar de acuerdo con sus gobernantes para que estos salgan elegidos. Y ya mofarse de algo del pasado es bastante más inapropiado, porque actualmente sí que hay al menos un grupo de habitantes que ha elegido a sus gobernantes, pero pocos quedan ya de los que eligieron a los que emprendieron esas acciones en el pasado. Es como meterse con los españoles por la conquista de América o con los Romanos por el Imperio. 

Todo esto es culpa de los nacionalismos, en realidad, porque una cosa es que aprecies la cultura y la tierra en la que te ha tocado nacer y otra que la lleves como herencia en lo bueno y en lo malo: cada uno es responsable de sus acciones, no de las de sus antepasados. Ni siquiera de las de sus padres, menos aún de las de sus vecinos.

Ella escribió en su cuenta de Facebook:

“Hoy día me suspendieron porque consideraron que el vestido que estaba usando era inapropiado y una distracción sexual para los alumnos masculinos de la escuela. Es suficiente. Estoy cansada de los estándares injustos que tenemos que soportar por ser mujeres. Estoy cansada de la discriminación en contra de nuestros cuerpos y estoy absolutamente aburrida de esos comentarios que nos hacen sentir que no podemos estar cómodas sin ser provocativas. Es tiempo de cambiar la mentalidad del mundo y ahora”.

Después, Lauren le escribió una carta a la sub directora de la escuela:

“Estimada Subdirectora Sturgeon,

Tengo una preocupación que me gustaría que tomara en cuenta. En la sociedad de hoy, las mujeres están siendo constantemente discriminadas en contra de la hipersexualidad. A tal punto de que ya no podemos usar ropa con la que nos sintamos cómodas sin ser acusadas de estar siendo provocativas. Este es un pensamiento injusto hacia la mujer y totalmente absurdo. El hecho de que figuras autoritarias, especialmente hombres, le digan a una mujer que deben cubrirse los hombros y la espalda porque es “inapropiado” y una “distracción” es muy incómodo. Las escuelas nos enseñan a comunicarnos con otras personas. También a aprender sobre nosotros y saber quiénes queremos ser. Nos dicen que tenemos que ser nosotros mismos. Pero existe un doble estándar porque cuando lo intentamos, nos dicen que estamos en lo incorrecto. Al final, no podemos vestirnos, actuar o hablar como queremos por las autoridades. Entiendo que hay restricciones sobre cuánto podemos mostrar de nuestro cuerpo, pero eso se aplica si alguien llega con un peto o una prenda muy pequeña. Aunque yo sí creo que a las mujeres se les debería permitir ir sin sujetadores por la vida al igual que a los hombres. Mentalidades como la suya son las que nos hacen avergonzarnos de cosas tan normales. Así que no, Mr. Sturgeon, no buscaré algo para cubrir mi espalda y hombros porque no los estoy mostrando con la intención de provocar atracción masculina. Y lo más importante, no los estoy mostrando para recibir ningún tipo de comentario de nadie. Yo soy la única que puede juzgar mi cuerpo y las vestimentas que utilizo.

Si usted está realmente preocupada porque un alumno se distraiga al verme usar ese vestido, entonces él es el que necesita ser enviado a casa para practicar el autocontrol.

Gracias, que tenga un lindo día”.

Inconsecuencia

Preludio a lo escrito: RE-SUBIDO! pueden saltar las primeras 640 palabras hasta lo que les importa, no creo que cambie mucho la historia sin introducción a los hechos. A las +1.300 palabras termina el smut, ahí pueden dejar de leerlo si desean. Parte siguiente.

¿Debería continuarlo? ¿Debería seguir escribiendo? Ustedes decidan. Como siempre, un manuscrito de mierda.

Fandom: GOTH Jaidefinichon
Pareja: Jainico
Warning: Smut, lenguaje inapropiado (R18)
Palabras: 1.529

Keep reading

Me enseñaron a avergonzarme de mi cuerpo, de mis actos, de mis pensamientos.
Me enseñaron que lo que pienso es absurdo, que lo que hago es ridículo, que lo que deseo es sucio.
Y aprendí a no decir lo que pensaba, por vergüenza de que alguien a mi alrededor pensara algo mejor.
Y aprendí a no hacer lo que me apetecía, por vergüenza de que alguien a mi alrededor creyera que era inoportuno.
Y aprendí a no perseguir lo que deseaba, por vergüenza de que alguien a mi alrededor opinara que era inapropiado.
No contenta con someterme a la mirada externa, me plegué también a la vergüenza ajena.
Y aprendí a preguntarle a la vergüenza cómo vestirme, no vaya a ser que alguien pensara que voy buscando gustar, destacar. Y aprendí a escuchar a la vergüenza al desnudarme, no vaya a ser que me sintiera cómoda en mi cuerpo, y me acostumbrara a enseñar(me)lo sin miedo. Y aprendí a consultar con la vergüenza antes de abrir la boca, no vaya a ser que dijera sin filtro lo que me pasa por la cabeza, y se enterara la gente.
Y dejé de bailar, de reír a carcajadas, de rascarme el culo, de preguntar lo que no entiendo, de opinar lo que pienso, de compartir lo que siento, de pedir ayuda, de ponerme faldas, de ir a la playa, de comer o llorar en la calle, de ir sin sujetador, de pintarme, de salir sin pintar, de bajar a la calle despeinada, de usar esa ropa que dicen que no me pega nada, de llamar a quien echo de menos, de tomar la iniciativa, de decir que no, de decir que sí, de quejarme, de vanagloriarme, de estar orgullosa, de admitir que estoy asustada.
Y, a base de sentirme cada día más avergonzada, entendí que mi vergüenza nunca iba a sentirse saciada. Que toda la vida iba a imponerse entre yo y mi representante impostada. Así que busqué a mi sinvergüenza interna. Y le costó salir un poco, le daba vergüenza. Pero acabó sacándome a bailar, haciéndome dúo al cantar, saliendo conmigo a la calle con la cara sin lavar, animándome a hablar, a ignorar las cosas que me deberían avergonzar…
Y ahora no tengo tiempo para sentir vergüenza. Estoy ocupada viviendo.
— 

Anónimo 

Algún día muy lejano mi sinvergüenza interna saldrá… 

YouTube Kids: Google recibe denuncias por videos inapropiados en su app para niños *Javier Fernandez auditor*

La realidad no siempre coincide con las promesas que se enarbolan en los grandes anuncios y en las gacetillas. A fines de 2014 Google había informado que trabajaba en el desarrollo de versiones para niños de sus algunos de sus servicios más célebres, entre ellos YouTube. En febrero de este año apareció en escena YouTube Kids, una aplicación de la plataforma de videos ideada para los niños.

Tal como habíamos señalado en la ocasión, “YouTube Kids aparece como respuesta a los pedidos de muchos padres en vista al creciente uso de los dispositivos por parte de los más pequeños y, sobre todo, considerando que en el portal clásico se ofrecen contenidos que pueden ser inapropiados para ellos”.

Según cuenta The Next Web, Google ha recibido denuncias por la aparición de contenido inapropiado para los chicos en YouTube Kids. La fuente indica que grupos de defensa del consumidor elevaron la queja a la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, sus siglas en inglés) y otras organizaciones por la detección de videos que contienen lenguaje sexual, bromas en torno a temáticas sensibles como la pedofilia, las drogas, la violencia e incluso el suicidio.

TNW señala que esta no es la primera ocasión en la cual Google recibe quejas de este orden por el contenido de YouTube Kids. Una vocera de la compañía de Mountain View dijo a The Wall Street Journal que revisan cada uno de los videos que son indicados como inapropiados; además indicó que los padres pueden desactivar la función de búsqueda dentro de la app para asegurarse que los pequeños accedan a contenido potencialmente inapropiado.

La entrada YouTube Kids: Google recibe denuncias por videos inapropiados en su app para niños aparece primero en RedUSERS.


Javier Fernandez
http://ift.tt/11Szaf6
http://ift.tt/1AcN7br
xeun0iax

Pocas cosas en la vida dejaban a James sin palabras, siempre tenía un comentario acertado que hacer o se las ingeniaba para sacar un comentario inapropiado de debajo de la manga; pero en ese momento no pudo decir nada y sólo se quedo ahí, completamente inmóvil ante la imagen que aparecía frente a él. Jamás había visto un ser más hermoso. –  S-si. – respondió a la pregunta que fue formulada por la chica pese a que realmente no sabía de que hablaban. – ¿Si a qué?-- se atrevió a preguntar, por primera vez no era que no oyera a las chicas que pasaban por su vida, simplemente había estado muy distraído como para eso.

Tal vez olvidarte no ha sido fácil, pero dime cariño, quien querrá olvidar tus miradas, tus comentarios inapropiados, tus secretos, tus noches, a ti.
Acerca de los recientes "Adult Gifs" posts.

Desde hace dos días he estado publicando/reblogueando contenido “Adulto”.

Decir que no sabía que esto agarraria desprevenidos a algunos sería una mentira como una casa ya que es absolutamente normal. Este blog solo tiende a ser llenado de fanarts, gatos, bromas y música.

Ahora, lo que me ha sorprendido son las 2 o 3 personas que rayan en lo escandalizados por ello. Y los respeto y respeto sus opiniones. De hecho, los invito a ellos y cualquiera a usar el “Ask me” que tengo acá mismo (chequear el menú de la izquierda, gracias) para cualquier pregunta con respecto a ese tipo de contenido.

Ahora, lo que definitivamente no haré es crear otro tumblr exclusivamente para Gifs o imágenes con contenido sexual/Adulto. Tampoco flagueare mi blog como inapropiado o de contenido adulto porque sencillamente no es así.

Éste lugar es para cosas que me gustan y ya. Y va a seguir predominando por mucho el contenido “non-adult”. No pienso hacer cambios solo porque dos o tres personas no aguanten un gif animado de una chica recibiendo un cumshoot en la boca mezclado entre todo el otro contenido que hay y que supera por mucho a los de esa índole.

Ahora, sí estoy buscando un script para poner en el theme y que al visitante le salga un pop up de advertencia sobre posible contenido +18. Llevo desde anoche buscando sin éxito. Solo parece haber uno y ese quizás con la remodelacion de tumblr ya no sirve bien. Yo y otros lo probamos y no sale el mensaje de advertencia como debería.

Pero estoy trabajando en la forma de ponerles un mensaje y evitarles “sustos” a todos ya que respeto totalmente que algunas personas pueden sentirse mal ante ello y no es mi intención que así sea.
Así que… Sólo quería aclararles a todos que cosas van y no van a pasar respecto a este contenido en mi blog.

Gracias a los que visitan este lugar random y… Es todo. Bai

Me enseñaron a avergonzarme de mi cuerpo, de mis actos, de mis pensamientos.
Me enseñaron que lo que pienso es absurdo, que lo que hago es ridículo, que lo que deseo es sucio.
Y aprendí a no decir lo que pensaba, por vergüenza de que alguien a mi alrededor pensara algo mejor.
Y aprendí a no hacer lo que me apetecía, por vergüenza de que alguien a mi alrededor creyera que era inoportuno.
Y aprendí a no perseguir lo que deseaba, por vergüenza de que alguien a mi alrededor opinara que era inapropiado.
No contenta con someterme a la mirada externa, me plegué también a la vergüenza ajena.
Y aprendí a preguntarle a la vergüenza cómo vestirme, no vaya a ser que alguien pensara que voy buscando gustar, destacar. Y aprendí a escuchar a la vergüenza al desnudarme, no vaya a ser que me sintiera cómoda en mi cuerpo, y me acostumbrara a enseñar(me)lo sin miedo. Y aprendí a consultar con la vergüenza antes de abrir la boca, no vaya a ser que dijera sin filtro lo que me pasa por la cabeza, y se enterara la gente.
Y dejé de bailar, de reír a carcajadas, de rascarme el culo, de preguntar lo que no entiendo, de opinar lo que pienso, de compartir lo que siento, de pedir ayuda, de ponerme faldas, de ir a la playa, de comer o llorar en la calle, de ir sin sujetador, de pintarme, de salir sin pintar, de bajar a la calle despeinada, de usar esa ropa que dicen que no me pega nada, de llamar a quien echo de menos, de tomar la iniciativa, de decir que no, de decir que sí, de quejarme, de vanagloriarme, de estar orgullosa, de admitir que estoy asustada.
Y, a base de sentirme cada día más avergonzada, entendí que mi vergüenza nunca iba a sentirse saciada. Que toda la vida iba a imponerse entre yo y mi representante impostada. Así que busqué a mi sinvergüenza interna. Y le costó salir un poco, le daba vergüenza. Pero acabó sacándome a bailar, haciéndome dúo al cantar, saliendo conmigo a la calle con la cara sin lavar, animándome a hablar, a ignorar las cosas que me deberían avergonzar…
Y ahora no tengo tiempo para sentir vergüenza. Estoy ocupada viviendo.

“Jesús le respondió: —Tú no sabes lo que Dios quiere darte, y tampoco sabes quién soy yo. Si lo supieras, tú me pedirías agua, y yo te daría el agua que da vida”. (San Juan 4:10 TLA)

Hace algunos meses atrás recuerdo haber leído sobre el encuentro de Jesús con la Samaritana. Hoy lo vuelvo a leer y he encontrado algo nuevo…

Me parece increíble cómo olvidamos fácilmente algo que llevamos estudiando por mucho tiempo. La respuesta que Jesús da a la Samaritana me hace sentir identificada con ella.

A veces buscamos lo que necesitamos en los lugares inapropiados porque desconocemos lo que Dios quiere para nosotros e inclusive desconocemos quien es Jesús para nosotros.

En estos últimos días que he buscado tantas respuestas, he vagado mucho en mis pensamientos, leyendo algunos libros y preguntando demasiadas cosas parece que sigo frecuentando lo mismo.

La samaritana iba constantemente al pozo porque no conocía otro lugar de donde brotara agua, lo hacía también por tradición o costumbre, pero bastó un encuentro con Jesús para que su forma de pensar cambiara. Lo conoció, no de teoría porque ella sabia que se esperaba un Mesías, sino personalmente, no como un objeto de estudio, sino como un ser que anhela ser parte de nuestra existencia.

Entonces retumban estas palabras en mi mente “Si lo supieras, tú me pedirías agua, y yo te daría el agua que da vida”. ¿Que hermoso no? Jesús hace una sutil sugerencia que en esta noche me ha atrapado. Si yo supiera tan solo dejara de buscar respuestas y me detuviera a conocerle sabría lo que el quiere darme.

Parece que no me canso de hacer las cosas al revés, pero gracias a Dios por naturaleza Él es paciente. Haré las cosas como se deben ¿me acompañas?