ideasviajando

A veces creo que estamos en una pausa, que es mentira eso de que no estás, a veces creo que vivimos en un eterno paréntesis. A veces siento que nos reencontraremos , nos miraremos y nos amaremos, luego de reclamar tanto tiempo perdido, fingido. Tanto tiempo sin historias, sin nosotros. A veces creo que cuando vuelva a mirarte a los ojos, volverás a verte. A veces creo que tú nombre y mi nombre tienen un asterisco.
—  Mariani Sierra
Me gusta cuando se pone nervioso luego de un halago y no sabe que decir. Me gusta que se sonroje. Me gusta su timidez, su inocencia. Me gusta cuando me agarra la mano y sin titubear me dice “quédate”. Me gusta su honestidad, esa que vive en sus ojos y que al yo mirarlo, pareciera que puedo ver todo su ser. Esa que me hace confiar en él y entregarle todo de mí. Me gusta cuando me calla a besos. Me gusta cuando provoca, cuando enciende, cuando desata tempestades en mis adentros. Me gustan sus cicatrices y fracasos. Me gusta la manera en como existe, derramando magia, así sin buscarlo, así sin vanidades. Me gusta cuando me abraza fuerte para que los espacios se deshagan. Me gusta cuando no decimos nada más que una sonrisa. Me gusta cuando lo siento enredarse cada vez más en mis adentros. Me gusta sus redundancias, faltas de ortografía y sus metáforas sin sentido. Me gusta su existencia en mí vida, en mis días, en mi corazón.
—  (M. Sierra Villanueva)