hábitat

Mitos y realidades de la arquitectura sostenible. Habitat Expo 2015. WTC. 28 al 30 de mayo

Mitos y realidades de la arquitectura sostenible. Habitat Expo 2015. WTC. 28 al 30 de mayo

  • Un proyecto sostenible impacta de menor forma el ambiente y mejora la calidad de vida de las personas
  • Disminución del estrés, menor riesgo de padecer cáncer y una mejor relación con la naturaleza, entre los beneficios de este modo de arquitectura
  • Una edificación sostenible es de 12 a 20% más costosa que una tradicional, pero su retorno de inversión va de cuatro a ocho años
  • Las firmas y propuestas…

View On WordPress

Pabellón de Diseño Promesas México, una apuesta por los nuevos talentos. Del 28 al 30 de mayo

Pabellón de Diseño Promesas México, una apuesta por los nuevos talentos. Del 28 al 30 de mayo

  • Impulsar a los noveles creadores en el campo del diseño industrial y el interiorismo es el objetivo de esta plataforma
  • Formar una red de contactos es determinante para el desarrollo de una empresa
  • Habitat Expo 2015 mostrará las propuestas de talentos y firmas mexicanas emergentes

 México, D.F., a 18 de mayo de 2015.Dar a conocer su producto y entablar una relación con otros profesionales son…

View On WordPress

¿Cómo hacer un #hábitat para #camaleones?

Cuando uno adopta a un animal, sea el que fuere, tiene una gran responsabilidad en darle todo lo que este necesita y que tendría en su hábitat natural, sea su alimentación, su #terrario, sus necesidades básicas y mantenimiento. Por todo esto es que debemos saber cómo hacer un hábitat para camaleones que sea adecuado para esta especie tan exótica y particular. Lo primero que debemos hacer es asesorarnos por un profesional, un veterinario o mismo en la web sobre lo que este animal necesita para emular las condiciones que necesitan para vivir.

Leer más: Aquí

La plaza, el punto de referencia, el de reunión entre propios y extraños. El espacio público por excelencia reivindicatorio de las luchas sociales, el objetivo de las revoluciones. El lugar estratégico de las manifestaciones del poder. En donde se ejercen garantías individuales pero también donde el pueblo derrama su sangre y pone los muertos para que la burocracia política los convierta en cifras maquilladas para las estadísticas de las historias oficiales.
En el caso de México, la burocracia cree y nos quiere hacer creer que la plaza les pertenece, que debemos pedir permiso para ocuparla. Y nuestro espacio público ya no es tan público. Hoy, es un espacio negado para el arte no oficial como lo demuestran los burócratas, tinterillos irracionales y contadores mediocres.
La peor burocracia: la cultural. Enemiga del arte público y de artistas. Insana para concebir políticas culturales acordes a las necesidades de la sociedad y de los artistas. Esta plebe de “especialistas” culturales está convencida de que su voz es “ley”, “beneficio”, “aporte”, “construcción” y “solución” reforzando el mito en el imaginario social de que éste gobierno sí hace cultura y lo demuestra en nuestros espacios públicos. Nadie se salva. La burocracia gasta las arcas de la nación en sostenerse a sí misma y en satisfacer los caprichos de los artistas amigos de los funcionarios de alto nivel: nuestros empleados.
Así, quedó demostrado una vez más, ahora en el extraordinario primer Simposio de Arte Público organizado por entusiastas estudiantes con el más alto nivel de análisis de las artes visuales, diseño del hábitat y arquitectura de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY). Simposio en el que las autoridades culturales del estado, reflejo inequívoco de la cultura a nivel nacional, hicieron despliegue de conocimientos decimonónicos en materia de arte, malinchismo y hasta clasismo para referirse a las políticas culturales que implementan en Yucatán y su postura frente al arte público donde lo “bondadoso” lo “verdadero” y lo “bonito” imperan hasta la náusea.
Hermosa plaza, cuántas veces liberada, cuántas mancillada y pisoteada; al servicio de la demagogia; disponible para el circo de los traidores y vendepatrias que en corrales de humanos uniformados mantienen su distancia con el pópulo, desplegando toda la parafernalia de la prepotencia y la macana.
Ni permiso ni perdón. La tarea es un tanto compleja ya que no es fácil hacer uso de la plaza. Se corren riesgos, como la censura y el veto. Para los artistas públicos, para manifestaciones como el muralismo por ejemplo, es un espacio negado como lo ha demostrado en reiteradas ocasiones el gobierno y tomar la plaza con la Constitución Política en la mano para hacer uso de ella con expresiones artísticas, implica arriesgarse a ser acusado de sedición, alterar el orden público, ataque a las vías de comunicación, daño a propiedad federal y hasta de motín. ¡Vaya con la democracia!
Así que, ¿plaza pública? Sin embargo los artistas nos las ingeniamos para hacer uso del espacio al cual tenemos derecho, a veces sale bien y a veces con la fuerza pública somos desalojados porque no tenemos “permiso”. Pero la plaza sigue ahí inamovible, imponente, y pese a todo seguimos ocupándola, viviéndola y recreándola para disfrute de todos, absolutamente de todos, ya que en esa plaza las artes encuentran un foro popular y nacional.
En esa plaza nuestra bandera nos cobija del oscuro Sol de estos tiempos de nueva inquisición. En esa plaza conviven la locura y la sinrazón, el catrín, el pendejo, el fanático, el bon bon, el turista, el mendigo, el vidente, el artista, el tullido, el junior, el obrero, el indígena, el burócrata, el campesino, el desempleado, los niños, los ancianos y hasta el ladrón. En esa plaza los novios aletean sus mariposas alas y los amores prohibidos se roban los besos. Porque la plaza, sin más, le pertenece a su pueblo, a su gente; ahí está parte de su historia y de su identidad, de su sangre y de sus ancestros; de sus mitos y sus leyendas.
Ahí está pues: nuestra plaza pública.

* Miembro del Movimiento Mexicano Muralista

—  Polo Castellanos.