'Tap tap tap'

Ese sonido parecía hacer eco entre las calles. Producto de unas pesadas botas pertenecientes al pelinegro.

'Tap taptaptap tap'

Ritmo que aumentaba y disminuía a un ritmo desigual, como si el causante de eso bajara la velocidad para tomar aire pero sin dejar de correr.
Y susodicho de las botas no era nada mas ni menos que Radboud. Últimamente se le había metido la idea de nadar en agua helada, como en varios países fríos hacían sus actividades en lo helado.
Mentiría si dijese que era fácil, le había tomado casi 6 meses ‘acostumbrarse’ a meterse al agua helada y después correr, tan solo en botas y pantalón en el aire frío para mantener su temperatura corporal y no caer enfermo, pues después de dos veces de caer así temía no encontrar mas medicinas y morir de una forma patética como una gripe.

— Mierda..mierda..mierda…—Repetía como si fuera su mantra mientras se frotaba los brazos, dandose calor mientras corría. Tenía una mochila negra en la espalda donde estaba el resto de su ropa pero debía aguantar al menos dos calles así antes de rendirse ante el frío que era su amigo/enemigo.

No fue hasta que, metido en tratar de conservar su calor y con el cabello aún goteanso, se había estrellado contra un adolescente (o eso creía que era, no era bueno juzgando con las edades).

image

Mie….Oh, mierda. —Expresándose esta vez con mas énfasis después de su choque, no sabía con que clase de persona había ido a parar esta vez y estrellarse contra alguien no es la mejor forma de dejar todo en paz.

E n c o u n t e r

Considerando la constante lluvia y el frío helado por las mañanas, deducía que el invierno esa temporada sería crudo y terrible. Por un lado esas eran buenas noticias, pero por otro…

Me cago en todo el frío existente y por haber. —Murmuró para si mismo entre dientes mientras cerraba su chaqueta, dejando una parte del cuello al descubierto para que no le estorbase.

Frotaba sus manos a través de sus guantes una y otra vez, esperando recibir algo de calor esa mañana que parecía ser eterna hasta que el sol decidiera salir al menos a brindar algo de calidez.

Claro que el viento que pegaba desde la azotea donde estaba no ayudaba a su concentración mental que se basaba en insultos silenciosos a la madre naturaleza.
Un sonido proveniente de su estómago le indicaba que había otras cosas de que preocuparse mas que el frío, como encontrar algo comestible sin tener que recurrir al almacén de reserva. También el día pintaba como para recibir comida gratis y fácil.

Fue entonces que movimiento entre las calles le hicieron asomarse con cautela, era difícil encontrar a alguien por callejones y calles a esas alturas y tempranas horas, pero él no era nadie para juzgar su suerte, la cual creyó que aumentó al ver que se trataba de una chica que cargaba con su objetivo del día: Comida.

Se encogió de hombros y se felicitó así mismo por la buena oportunidad que no desaprovecharía en absoluto.
Bajo con habilidad por la escalera de emergencias al costado del edificio, tratando de no hacer ruido alguno pero sus gruesas y pesadas botas no ayudaban a ello.

Sabiendo esto, actúo rápido. Entre mas rápido fuese eso menos lastimaría a la mujer y podría marcharse a comer solo.
Sin más, corrió hacía ella, pasando un brazo por su cuello al llegar con su ataque por detrás.

image

Hagamos esto. Suelta lo que traes en brazos y podrás irte tranquila.— Susurró con voz amenazante. Objetivos fáciles no se encontraban todos los días.

Text
Photo
Quote
Link
Chat
Audio
Video