Día de la Prevención del Suicidio.

"Desde que iba a Primaria, fui la chica típica que era callada, muy muy tímida y muy reservada. En aquel tiempo mis profesores y mi madre me decían que debía "hacerme valer" o tener más picardía. Lo que pensé en aquellos momentos fue "bueno, no entiendo nada de lo que estaís hablando". Nacía en mí un sentimiento de inferioridad, comparándome con otros niños, me veía pequeña, muy pequeña. Creía que no era bonita, realmente casi nadie me lo decía. Aunque entonces no le daba tanta importancia al físico como para preocuparme por engordar o adelgazar. Era curioso ya que no comía, pero porque no tenía apetito. Jamás pensé que todos aquellos pensamientos iniciales me hicieran en cuestión de tiempo caer tan bajo.

Tenía 10 años y ya habia descubierto todo un mundo cantando y actuando. Amaba eso y me hacia feliz. Estaba un poco obsesionada o no exactamente como…interesada por el tema de la muerte. Yo quería leerme una enciclopedia sobre eso. Extraño, sé que lo estais pensando. Yo fui rara siempre, es mas hasta me insultaron años después con ese adjetivo. Me sentó mal pero la verdad es que siempre lo he sido y no considero que eso sea en sí malo. Ya no. Mi cuerpo empezó a cambiar y supongo que lo ví como algo horrible, ya no era tan delgada y me horrorizaba. He llegado a odiar mi reflejo, mi cuerpo y mi forma de ser. Odiaba ser tan sensible. Era extremadamente sensible. Me sentía rechazada por amigos y por todos los demás. En cada cumpleaños me derrumbaba. Llevo 6 años de cumpleaños horribles. Tenía la sensación y es algo que sigo teniendo, de que a la gente no le importaba venir o no. Total, era yo. Es más la mayoría no venía, aunque hubieran dicho que lo harían y muchos no me dieron ni explicaciones. Sinceramente no les puedo culpar por nada, es su decisión no venir. Sé que algun año tendré un gran cumpleaños. Tenía 12 años cuando empecé a escribir letras de canciones, que fueron todas mis ganas de expresarme, de salir hacia afuera, porque la verdad, estaba ahogándome. Con 13 empecé a odiarme, me veía gorda, y fea. No estoy contando nada nuevo, muchos de ustedes saben de lo que estoy hablando. Dejé de usar muchos chandáls, leggins sobretodo. Odiaba mi trasero, y mis muslos. Se convirtieron en mi mal, me comparaba cada día. Yo pensaba ” ¿por qué no puedo ser tan malditamente perfecta? ¿por qué mi cuerpo no es recto? o ¿por qué tengo estas horribles curvas? ( sí, sinceramente lo pensaba). Para mí fue una explosión que amenazaba con activarse y destruir todo lo que era. De todo esto pase a una depresión, que me llevaba a no querer salir, a odiarme, a llorar todos los días y la mayoría de ellos a dormir con lágrimas en los ojos. Con 14 años empecé a autolesionarme. Me sentía enferma, pero eran tantos mis pensamientos y mis problemas que realmente no le daba demasiada importancia. Sufrí bullying a los 13 años, los chicos de mi clase decían que era tonta, me lo escribieron en la silla donde me sentaba, me dibujaron y me pusieron motes, en su día cuando me enseñaron el dibujo, me pareció tan horrible que ni siquiera mire los motes. Y ahí estaba aquel FEA, que mata, que quema y arranca tu corazón. El mío tenía problemas. Tuve problemas con una amiga que casi me llevaron al borde del suicidio, tenía 15 años, y fue el 31 de Diciembre cuando estuve a punto. Realmente me sentía y estaba sola. Aquella soledad creó en mí un dolor permanente que nunca me abandonaba. Me obligaba a no comer, quería purgarme pero le tengo fobia por lo que jamás lo hice. En todos los aspectos acabé odiándome del todo. Tenía solo 15 años.

De repente un día decidí cambiarlo todo. Me recuperé. Tuve pareja y era muy feliz. Intentaba aceptarme y os digo que es complicado pero no imposible. El verano pasado volví a recaer. Volví a  tener pensamientos suicidas que la verdad no duraron mucho, y volvía a autolesionarme. Aunque con la autolesión siempre fue complicado. Me recuperé, lo dejé con mi ex pareja, y al tiempo mejoré.

Desde la muerte por suicidio de una chica de mi ciudad, cuya persona conocía de vista y saludos fugaces por la calle, recaí. Me afectó de tal forma que me vi inversa en los pensamientos de “podría haber hecho algo”. Volví con depresión, y autolesiones. Volví a tener pensamientos suicidas, y quise volver a intentarlo. En Junio y Julio. El otro día o ayer, estaba tan destrozada interiormente por algo que aún no podría decir a nadie que es, que quería hacerlo. Vivo con pensamientos de ese tipo, pero chicos y chicas creo poseer la fuerza que todos nosotros tenemos para salir de esto. Creo firmemente en la ayuda que brindo a los demás, y a la que ellos me brindan a mí. Hoy quiero invitar a esa gente a hablar acerca de su historia, que me la cuenten, solo simplemente para desahogarse, para ser escuchados porque sinceramente quizás nadie me pidió que hiciera esto, pero he querido hacerlo porque estoy cansada de tabúes, de silencios porque el silencio y el tabú mataron a esta chica.”

Hoy Día Internacional de la Prevención del Suicidio, pido que no os calleís JAMÁS, que vuestra voz es importante y necesita ser escuchada. Si no podeís hablar, escribid, gritarlo o dibujad. Pero por favor, HAZ RUIDO. Gracias a todos aquellos que han seguido leyendo esto hasta el final, que me han dado la oportunidad de ser valiente y tenaz, y por todas las luchas de todos aquellos alrededor del mundo que sientan soledad, vacío, depresión, trastornos, anorexia, bulimia, tristeza, ira, decepción, pensamientos turbios y demás: NO ESTAÍS SOLOS.

Te echamos profundamente de menos Lorena L.

image

-Lorena.

Text
Photo
Quote
Link
Chat
Audio
Video