Sentimientos Latentes || Cap 24 (Fic Wigetta)

-Narra Willy-

Él volvió a despertarme, me preguntó si deseaba acompañarle al gimnasio. Tenía el cuerpo entumecido y con algunas agujetas debido al día anterior, pero accedí. Pagué la cuota mensual en cuanto entramos, y caminé hacia la misma máquina que había usado ayer. Estaba el mismo hombre, rubio y fornido, que el pasado día me había mirado y sonreído. Yo no esperaba que me prestara atención exclusivamente, pero estuvimos mirándonos unos diez minutos mientras hacíamos ejercicio. Pero cuando terminó su rutina de ejercicios se acercó hasta mi posición, y me puse nervioso porque si me hablaba no sabría bien que decirle y seguramente haría el ridículo. Me saludó y yo correspondí el saludo, seguramente por mi aspecto ya había notado que no era americano, por lo que no se extrañó de mi acento o mis básicas nociones del idioma. Estuvimos hablando un rato, él pronunciaba las palabras más lentamente para que yo pudiera entenderlas, y cuando no sabía como responder lo hacía con signos, pero en general nos entendíamos bastante bien. Me preguntó porque usaba constantemente esa máquina y le expliqué como pude que era mi segundo día, así que no sabía hacer otra cosa. Cuando me pidió que le siguiera me bajé de la máquina algo tenso. Vegetta, que no nos había quitado los ojos de encima, suponía que por curiosidad, habló entonces.-WILLY ¿Qué haces? ¿Dónde vas?.-Yo me encogí de hombros, pues no estaba seguro. El extranjero se quedó confuso, ya que no comprendía lo que decía mi amigo. Se lo expliqué y señaló otra máquina cercana a nosotros, que servía para ejercitar los brazos.-Ahí.-Indiqué y fui tras el rubio bronceado, antes de que mi compañero de piso pudiera protestar. Mientras me ayudaba a usar esa máquina, seguimos hablando. Entendí varias cosas en la media hora restante, como que su nombre era Tyler, tenía 24 años y vivía por la zona. De vez en cuando él se reía de mi pésima pronunciación, y yo estallaba en carcajadas las pocas veces que él intentaba decir algo en español. Había viajado a España dos o tres veces con su familia, a las zonas playeras. Cuando estaba explicándome su oficio, Vegetta nos interrumpió.-Bueno.. ¿Qué, nos vamos ya?.-Parecía molesto, se cruzó de brazos mientras que me miraba exclusivamente, como si mi nuevo amigo no existiera.-Vale.-Asentí, pues estaba cansado de hacer gimnasia aunque lo estuviera pasando bien con Tyler. Le expliqué que tenía que marcharme y me pidió el número de teléfono para que pudiéramos mandarnos mensajes. Yo lo pensé detenidamente pero finalmente me dejé llevar y se lo di, tampoco era tan raro, o no lo creía tan grave como lo exageró mi compañero de piso.-¿Le has dado tu número de teléfono? Cada día eres más tonto.. en serio, ni le conoces. ¿Y si se lo da a alguien?.-Me espetó en cuanto salimos del recinto, y yo suspiré, intentando no hacerme paranoias tontas por sus palabras.-Aquí nadie me conoce en plan.. youtube, ni él tampoco. Parece simpático, no creo que esto me de problemas.-Me estresaba que luciera tan enfadado, realmente parecía que de un momento a otro dejaría de hablarme para siempre.-Parece un idiota y da grima.-Tampoco me molesté en defenderlo, puesto que lo acababa de conocer no me ofendían sus palabras como lo harían si estuviera atacando a un amigo de toda la vida. Pensé en preguntarle si estaba celoso, pero puesto que eso solamente empeoraría las cosas y me había dejado clara su postura de no querer tener algo conmigo, dejé el tema en el aire. Aún así quise comprobarlo, así que decidí alimentar a la bestia.-¿Grima? Curioso.. yo le encuentro bastante guapo.-Creo que nunca había dicho algo similar, nada tan rematadamente gay. Vegetta pareció estupefacto por mis palabras.-¿Y a mi?.-Pregunté entonces, y me lo quedé mirando aturdido.-¿Me encuentras bastante guapo?.-Me sonrojé violentamente, pareciera que me hubiera leído el pensamiento y tras saber que mi intención era la de aumentar sus celos decidió devolverme el golpe poniéndome nervioso.-¿Eh? N-no..-Mentí, lo cual era obvio. Claro que le encontraba guapo, guapo era poco. Pero alcé la cabeza con dignidad y entré en casa en cuanto llegamos, encerrándome en mi cuarto para darme una ducha.

Tras ducharnos grabamos nuevo episodio, y después comimos. Vegetta se preparó una ensalada, pero yo decidí probar unos fideos que nunca habíamos comprado antes. En la comida estuvo un poco tirante, él mencionaba de vez en cuando a ”el guiri ese” como él decía, con cierto recochineo en la voz. Parecía que realmente le odiaba. Pero yo no era ningún tonto, así que en cuanto sacaba el tema a colación yo me encargaba de atribuirle mil virtudes a Tyler, con el único objetivo de enervar más a mi compañero de piso y hacer que perdiera los nervios. No era ningún secreto que me divertía fastidiar a Vegetta, siempre lo había hecho, y estaba tanto adorable como gracioso cuando perdía los nervios. Quizá se me fue un poco de las manos diciéndole que era mucho mejor que él, pues cuando abandonó la mesa ya se había cansado de mis palabras y estaba verdaderamente enfadado. Me encaró diciéndome que solamente estaba intentando protegerme porque yo últimamente me comportaba como un insensato que no pensaba en absoluto en las cosas antes de hacerlas ni en las consecuencias de mis acciones. Pasé del tema y me encerré en mi habitación para grabar y subir más vídeos. 

Mientras estaba esperando que cargasen unas cosas me empecé a sentir mal, me noté mareado y me dieron arcadas. No pude reprimirme demasiado antes de ir al baño y vomitar. Me lavé el rostro con agua y me miré en el espejo, no me veía nada bien. No sabía si teníamos algún tipo de medicamento para la ocasión, por lo que me presenté en el cuarto de Vegetta para preguntarle.-Vegetta.. ¿tenemos aspirinas o algo así? .-Le pregunté, él estaba editando en el ordenador. Yo cada vez me encontraba peor, no me gustaba demasiado estar levantado porque me mareaba y volvían las arcadas.-¿Qué te pasa?.-Me preguntó entonces algo alarmado, levantándose de la silla y caminando hasta el umbral de la puerta donde yo me encontraba.-He vomitado, estoy mal de la tripita y me duele la cabeza.-No era la primera vez que me pasaba algo parecido, así que yo no estaba alarmado en absoluto aunque era muy delicado por lo que odiaba ponerme enfermo.-estás pálido.-Observó él, extendiendo su mano hasta mi mejilla y acunándola entre sus dedos.-Creo que me han sentado mal los fideos esos asquerosos.. ya no vuelvo a comprarlos ¿Tenemos o no?.-Pregunté, notando como la habitación del mayor empezaba a darme vueltas. Él se puso en plan profesional.-No, igualmente no tienes que tomarte nada hasta que tengas bien el estómago porque no lo retendrás en el cuerpo. ¿Quieres ir al médico?.-Yo negué con la cabeza, puesto que no lo consideraba en absoluto grave y sería una estupidez ir.-Bien.. pues no estés en el pc, eso es peor.. ve al salón y quédate sentado.-Yo asentí, puesto que tenía razón. Sabía que la alternativa era dormir pero no tenía sueño.-Ahora voy..-Dije, y primero corrí a el baño de mi habitación para lavarme los dientes, pues tenía un sabor amargo en la boca. Cuando entré al salón, Vegetta estaba esperándome.

Estaba sentado en el sofá. Yo me tumbé en el mismo, apoyando la cabeza en su regazo. Cerré los párpados cuando noté como sus gráciles dedos me acariciaban los cabellos.-Estás más guapo calmadito, hasta pareces un niño bueno.-Comentó el mayor, entonces sonreí débilmente, estremeciéndome con cada nueva caricia.-Que pringado eres.-Exclamé en un tono burlón, mientras que mantenía los ojos cerrados. Su contacto me producía un cosquilleo en el cuero cabelludo, y me erizaba la piel de los brazos.-Y tenía que abrir la boca para estropearlo.-Vegetta empleó el tono que usaba cuando estaba molesto por una nimiedad que olvidaría pasados dos segundos. No me preocupó.-Yo so-.Me interrumpí porque noté una punzada de dolor en la boca del estómago, por instinto me encogí en el sofá mientras que me abrazaba esa zona.-¿Estás bien, chiqui?.-Noté la preocupación en su voz, me acaricio el dorso de la mano.-Vamos a dejarnos de tonterías e ir al médico a que te mande algo.-añadió en un tono autoritario, y cogió mi cabeza entre sus manos para levantarse del lugar sin causarme molestias. Yo enseguida abrí los ojos y negué con la cabeza impacientemente. No me gustaba ir al médico.-No, paso, no pienso ir.-Sus ojos castaños oscurecieron mientras que me escudriñaban acusadores. Me encogí de hombros, pues no estaba dispuesto a ceder.-Madre mía.. menudo cabezón que eres.-Espetó con algo de violencia, poniéndome la mano sobre la frente. No entendía que tenía que ver mi cabeza con el estómago, pero le dejé que procediera.-No me tengas así de preocupado. Al menos dime que si preparo un té o algo así lo beberás, eso ayuda a asentar el estómago.-Yo accedí, por lo que corrió a la cocina. Estuvo buscando en todos los estantes y desistió tras unos minutos.-No me puedo creer que no tengamos nada así. Tendré que ir a comprarlo.-Yo me levanté curioso, notando un constante revoltijo en el estómago y leves arcadas en la garganta.-Pues ve.-Animé, mientras que rebuscaba también en las estanterías de nuestra cocina.-No te quiero dejar solo.-Cogí el paquete de cereales de colores, eran mis preferidos, o bueno.. eran los menos insípidos.-Tranquilo eh, que no tengo cinco años.-Me avergonzaba un poco cuando se ponía en plan protector, acostumbraba a tener a mi compañero de piso por una persona con carácter infantil pero cuando se apoderaba del rol de adulto me hacía sentir un infante.-Ya.. bueno ¡¿QUÉ HACES!? Suelta eso animal! ¿No ves que te va a sentar peor? Ni se te ocurra comer nada mientras no estoy, serás tonto.-Lo miré aturdido por su enérgica reacción, mientras que me arrebataba el paquete de cereales de las manos y lo devolvía a su sitio.-Pero tengo mucha hambre, he vomitado casi todo.-Me quejé, pues notaba el estómago vacío, aunque también tenía bastantes ganas de vomitar y sabía que cualquier cosa que ingiriera iría sin duda al retrete.-Siempre estás quejándote.. te traeré cosas para comer, mientras no estoy no pruebes nada. Vuelvo enseguida, lo más rápido que pueda.-Me colocó la mano en la mejilla y acaricio mi piel con el dedo pulgar. Sonreí dulcemente, bien pensado podía acostumbrarme al Vegetta protector.

Reprimí mis ganas de continuar comiendo cuando él se marchó. Volví a sentarme en el sofá porque estar levantado incrementaba mis ganas de vomitar, y aquello  no era saludable teniendo en cuenta lo vacío que tenía el estómago. Mientras esperaba la vuelta del mayor me limité a hablar por el móvil sin moverme del sitio, quejándome en voz alta de vez en cuando con un ”ay”. El hombre del gimnasio había estado mandándome mensajes, obviamente en inglés. Le respondí que estaba enfermo, enviándole un icono junto con mis palabras. No debió sorprenderme que me respondiera que si quería que me cuidara, con obvias segundas intenciones, cuando su foto de perfil eran sus propios abdominales y nada más. Aborrecía a la gente altanera, y a su vez podía confesar que aún con mi inexperiencia en el campo consideraba que mi ”tipo” era el que tenía esa complexión, robusta pero sin exagerar. Pasó menos de media hora antes de que soltara el móvil en cuanto escuché la puerta de nuestra casa.

Él entró con una bolsa y la dejó en la encimera de la cocina.-Willy ¿Te encuentras mejor? .-Preguntó, mientras que empezaba a sacar productos de su interior.-He comprado té, jamón york, arroz blanco..-Sacó todavía más cosas, yo hice una mueca cuando mencionó eso  y me asomé a la cocina, sin levantarme del sofá.-¿Jamón York, arroz blanco? Que asco.. eso está super soso, no quiero y además no me gusta el té.-Me quejé abiertamente, mientras que él comenzaba a prepararme el té, mirando las instrucciones porque seguramente no sabía hacerlo él solo.-Te aguantas, eso es lo poco que te deja comer un médico cuando estás mal del estómago.-Bufé porque era cierto, ya me había puesto mal de la tripa con anterioridad y el médico siempre te sometía a una dieta con comidas flojas. Cuando terminó me trajo el vaso de té, un poco caliente, tenía una pinta asquerosa.-Venga, al menos la mitad.-Exigió, sentándose a mi lado y disfrutando con mis muecas de asco cada vez que probaba un pequeño trago del té. Al final, entre queja y queja, llegué a la mitad triunfante, por lo que deposité el vaso de líquido verde encima de la mesa.-¿Te encuentras mejor, no? Ya tienes mejor cara, ahora tus mejillas tienen color. Antes estabas totalmente blanco.-Asentí con la cabeza, complacido por lo atento que estaba siendo. Agaché la mirada, porque me resultaba difícil observar sus ojos marrones al decir.-Gracias Vegetta..-Me quedé mirando al suelo, hasta que sentí que sus manos me despeinaban los cabellos.-De nada.. si es que, luego dirás que no te cuido. Deberían darme una subvención por tenerte en casa.-Se estuvo unos segundos riendo de su propia broma, mientras que yo negaba con la cabeza.-él solito.. eh.-Murmuré, pero solamente pareció divertirle más, al final yo también sonreí.

Estaba un poco cansado, así que recosté la cabeza contra el brazo del sofá y dejé caer los párpados.-¿Quieres venir a mi habitación?.-Escuché que me preguntaba, seguramente porque pensaba que iba a quedarme dormido en el sofá, lo cual era bastante probable. Yo abrí los ojos, le miré y negué con la cabeza.-¿Para qué? no hace falta, puedo ir a la mía.-Murmuré, cansado de causarle tantas molestias, ni le había dejado terminar de editar lo que estaba editando cuando irrumpí en su cuarto.-Para que no tengas que moverte si necesitas algo, no seas tonto, es más cómodo para mí.-Me quedé callado y me cogió la mano para arrastrarme hasta su habitación. No opuse resistencia porque me derretía cada vez que él me tocaba. Cuando llegamos, tras ser alentado por él, me tumbé en su cama y cerré los ojos. Olía a él, tenía su fragancia, lo cual me traía amargos recuerdos y una gran necesidad de estrecharlo entre mis brazos. Escuché como se marchaba y poco después volvía, dejó algo sobre la mesita de noche y me arropó hasta los hombros. El dolor no me había dado frío, pero tampoco tenía calor, por lo que acogí el gesto con júbilo. No tardé en quedarme completamente dormido, mientras que escuchaba de vez en cuando como tecleaba o clickeaba con el ratón.

///

Lo de siempre? Dadme vuestra opinión y eso :P Un besín. <3

☼ summer overdose!;

                                         { eternityxlove }

Debido a los partidos, el entrenamiento y, sobre todo, el estudio, no había podido ir a ver las competencias de natación; Apenas si había podido llamar a Makoto un par de veces para animarlo y cantarle algo de suerte, ta que este también tenía sus cosas que hacer. 

Además, de la última vez que lo había visto, conoció al chico pelirrojo que tenía dientes raros y a ese alto con cara de perro estreñido que le miraba como si quisiera aplastarlo Extrañamente le hacía recordar a Tsukishima sólo que con el cabello negro y más… Fornido, si lo podía decir de alguna manera. ¿Cómo era su nombre? Le recordaba a algo que sonaba con Kousuke o algo por el estilo. 

Hizo un gesto raro, como de miedo, al recordar la mirada de ese chico, aferrándose a su mochila mientras caminaba por la calle cercana a la playa. Segundos después, al alzar la mirada, notó la figura alta del castaño al que buscaba, por lo que sonrió y alzó una mano. 

image

¡Tachibana-san! —llamó al mayor, corriendo a su encuentro. 

Filtran foto de Zac Efron orinando en público

Filtran foto de Zac Efron orinando en público

No cabe duda que una de nuestras más grandes fantasías es conocerle el gaznate al guaperrimo Zac Efron, quien se ha convertido en uno de los hombres favoritos de la comunidad por su fornido cuerpo y agradable rostro.

Recientemente fueron reveladas unas fotos donde fue captado orinando en vía pública durante el rodaje de su última cinta. Para mala suerte de nosotros en la misma no se puede…

View On WordPress

Recapitulación

Es momento de hacer inflexión sobre nuestro devenir. Estuvimos de acuerdo durante mucho tiempo acerca de cómo la actual conducción nos llevo a conquistar los logros. ¡Y qué logros! Al final, la conducción siempre tuvo razón: era necesario correr los riegos y nosotros, jóvenes, nunca fuimos tan crédulos como para dudar sobre las “concesiones” que tendríamos que hacer si realmente queríamos tomar el poder. Gobernar para la gente. Después de todo, nosotros no teníamos de donde venir. Nuestro pasado era más un relato fornido que lo vivido en los setenta. No teníamos compañeros muertos, ni desaparecidos. Y aún así dejamos mucho en el camino. La militancia la recuperamos. La idea de que la política – pucha si la política, ¿qué más? – era transformadora de la realidad (pero ojo, transformadora para bien. No cómo el marioneta de Carlos Saul, que prometió salariazo y revolución productiva y reformó el Estado despojando lo de sus bienes, sus empresas. Despojando de la gente la idea de que la política era necesaria para conectar el hambre con el hombre, la dirigencia con la gente). Entonces la década fue nuestra. Pero también fue de ellos. ¿Quiénes? El aparato del PJ, es decir, la droga, los dirigentes corruptos, la trata, el juego y la guita para adornar a cualquier pichi ciego, es decir, el poder por el poder. Los mercenarios del stablisment financiero y el poder económico concentrado. También fue su década. No se puede desmerecer, igualmente, lo conseguido. Tampoco somos la izquierda marxista. O como les dice un amigo, los pebetes: pequeños burgueses trotskistas. Somos kirchneristas, pero en realidad, (¿Qué es la ilustración? Con esa pregunta Kant definió el modernismo) ¿Qué significa ser kirchnerista? ¿Qué es el modelo? ¿Qué no es y deja a un lado? Entonces, ya no cabe la respuesta de que es otro tipo de peronismo. El peronismo murió. Queda la idea vaga de un líder al que se le atribuye la justicia social, pero en realidad, tiene tantas contradicciones que explicarlo es una incógnita. Y queda el aparato. Es decir, la mafia, la droga, la trata, el poder por el poder, etc. Ahora, el kirchnerismo merece por lo menos ser redefinido. Y debe ser transformador, de la gente, de los que más lo necesitan. Debe ser astuto, pero claro. El sentido debe ser claro, el camino. Debe ser discutido. Debe tener un pasado. Néstor formaba parte de una generación diezmada. Y la bandera del kirchnerismo, por lo menos la primera, fueron los derechos humanos. Pese a quien le pese. Entonces, es momento de recapitulación. De pensar donde estamos, si debemos o no atrincherarnos. A la actual conducción, nosotros ya somos parte de esto. Venimos a discutir de qué se trata y que será. Y vamos por todo.

anonymous said:

Crees que a Elliot también le crecerá la tripa con el embarazo?

¿Lo dudas? Eso afecta siempre, esperemos que no se relaje mucho o querido Elliot, tu mujer buscará consuelo en fornidos hombres.

Gossip Bitch

Samsung Galaxy S5 Active aterrizará en Europa por 629€

En muchas ocasiones nos encontramos con que ciertos terminales no salen más allá de ciertos países. Un claro caso es el LG G3 exclusivo para Corea y otro, el Samsung Galaxy S5 Active, el tope de gama todoterreno de Samsung.

Por lo que nos confirman en Sammobile, lo que parecía ser un terminal exclusivo para Estados Unidos y con contrato, al final será vendido más allá del charco. En Europa también podremos comprar de forma libre este terminal.

Un tope de gama versión todoterreno

El Samsung Galaxy S5 Active tan sólo es el hermano fornido del Galaxy S5. Un terminal que incorpora una protección extra en los marcos, botones reales en su parte frontal y ciertos sensores como barómetro y brújula. Claro está, incorporará también el sensor de ritmo cardiaco y unas especificaciones brutales.

Este smartphone todoterreno lleva en su interior un Snapdragon 801 a 2,5GHz, memoria RAM de 2GB, pantalla de 5,1 pulgadas SUPER Amoled, cámara de 16MP y batería de 2.800 mAh. Un tope de gama para los más aventureros. No incluirá el famoso detector de huellas aunque sí ciertas opciones llamadas Activity Zone con funciones para medir presión, cronómetro o una linterna recurriendo al flash del dispositivo.

Se desconoce el método de venta de este terminal en Europa pero no sería de extrañar que fuese a través de grandes páginas de ventas como Amazon. Estará disponible en dos colores: plateado y verde. Además, su precio de venta se estipula en 629€.

Fuente | Sammobile

El artículo Samsung Galaxy S5 Active aterrizará en Europa por 629€ se publicó en El Androide Libre (El Blog Android de referencia. Aplicaciones, noticias, Juegos y smartphones Android Libres)










from El Androide Libre http://ift.tt/1oYjJsU
via brainzkkan

Tindafella, explica que tras sus parodias fotogrficas solo est el deseo de divertirse, pero lo cierto es que sobre l han cado crticas y apoyos desde que empez a subir sus divertidas fotos a la Red, pero tambin, en medio de todos los simbolismos que se le quiera dar, las parodias de Tindafella, evidencian que Internet es un gran acuario en el que todos estamos expuestos a las miradas de todos

#NEWS: A burly, bearded Australian electrician mimics the sexy poses of beautiful models

#NOTICIAS: Un fornido y barbudo electricista australiano imita las poses sexys de bellas modelos

#НОВОСТИ: Дородный, бородатые Австралийские электрика имитирует сексуальные позы красивых моделей

#NEWS: Ein stämmiger, bärtiger australischen Elektriker ahmt die sexy Posen der schönen Modelle 

Tres estaciones

El cuerpo ya no responde,mis costillas no son mías son pequeños sacos de box para el muchacho a mi derecha, un tipo alto fornido con cara de poco amigos, olor a grasa y pinta de atleta, a mi izquierda una menuda muchacha busca algo de protección en mi brazos, se toma.de el no tan fuerte como para sentirlo pero no tan débil como para caer, me imagino el pensamiento de alguien cuyo tamaño debe menguarla de comodidad en momentos donde nada seria mejor que nonestar ahí, pero ahí se siente todo, se ve todo, se discute todo nadie tiene miedo a nadie, pero todos están aterrorizados .

Dos estaciones…

Tindafella, explica que tras sus parodias fotogrficas solo est el deseo de divertirse, pero lo cierto es que sobre l han cado crticas y apoyos desde que empez a subir sus divertidas fotos a la Red, pero tambin, en medio de todos los simbolismos que se le quiera dar, las parodias de Tindafella, evidencian que Internet es un gran acuario en el que todos estamos expuestos a las miradas de todos

#NEWS: A burly, bearded Australian electrician mimics the sexy poses of beautiful models

#NOTICIAS: Un fornido y barbudo electricista australiano imita las poses sexys de bellas modelos

#НОВОСТИ: Дородный, бородатые Австралийские электрика имитирует сексуальные позы красивых моделей

#NEWS: Ein stämmiger, bärtiger australischen Elektriker ahmt die sexy Posen der schönen Modelle 

Text
Photo
Quote
Link
Chat
Audio
Video