fepi

Regresamos...

El viaje a Cordoba fue increíble, la ciudad es más linda que Buenos Aires y la gente es espectacular, llegar allá fue difícil, las 6 horas de espera en el aeropuerto en Lima se nos hicieron eternas, lo mejor fue encontrar que allí venden uno de los mejores ceviches peruanos que he probado en la vida, en verdad delicioso.

Ya en Cordoba me sorprendió lo poco que comen, el desayuno no es más que un café con medialuna y un vaso de agua no encontré en ningun lugar un desayuno como Dios manda…Todos son flacos, me sentí el más obeso de la ciudad.

Eso sí a la hora del almuerzo nos desquitamos y probamos junto a Iveth las mejores carnes argentinas de la vida.

Sobre el FEPI sobra decir que solo poder ver la conferencia de uno de mis idolos publicitarios Carlos Baccetti ya haya valido la pena todo el viaje, el Festival estuvo increible, buenos expositores, buenos trabajos finalistas y los mejor de todos nos regresamos con premios.

VIAJAR

Una de las cosas que más disfruto es el poder conocer otros países, su gente, su cultura, sobretodo el encontrar nuevas cervezas, esta vez el viaje me lleva al Sur, a Córdoba y aunque pase viviendo un tiempo en Buenos Aires mientras estudiaba, nunca llegue a conocerla.

Allá, a mi novia y a mi, nos espera el FEPI un Festival de Agencias Independientes que cada año va creciendo y en el cual esperamos ganar algún premio…🎉 lo cual es emocionante pero no es la principal motivación del viaje.

Viajar por viajar eso sí que motiva, no importa el porqué, solo nos queda el camino, ganemos o no, eso es lo de menos, aunque obviamente si ganamos lo celebraremos.