Watch on stuckinmyskull.tumblr.com

Doramaar - Terra Inognita - Rose Dore Alizarin

Dora Maar

En 1936, el poeta Paul Eluard presenta a Picasso a una joven y bella fotógrafa, Dora Maar (1907-1997), en el parisino café Deux Magots. Ella juega con una navaja, él, impresionado, quiere conocerla, para ello le habla en francés pero ella le contesta en español, lo que le atrae aún más. Dora era una mujer elegante, inteligente, orgullosa, de fuerte temperamento, sofisticada y moderna.

image

Por aquel entonces el pintor malagueño compartía su vida con Marie Therese Walter y aun mantenía cierta relación con su esposa, Olga, pero Dora fue su pareja pública. Picasso empieza a retratar a Dora ese otoño, ya siendo amantes. A través de los retratos de sus parejas podemos ver la evolución de las relaciones, Dora Maar aparece en un principio como una mujer moderna, apacible, independiente para acabar convirtiéndose en “la mujer que llora”, pues con el tiempo su relación se convirtió en tormentosa y tóxica. En 1943 se separan, cuando el pintor conoce a François Gilot, Dora nunca logrará reponerse de la ruptura.

Henriette Theodora Markovitch o Dora Maar era un personaje reconocido dentro del círculo surrealista, como artista (pintora, escultora y fotógrafa) y como musa de artistas tan destacados como Man Ray  Max Jacob. Picasso encuentra en ella alguien con quien conversar a nivel intelectual, sin embargo, él huía de la fragilidad, la enfermedad y la muerte, en palabras de Zoé Valdes –autora de la novela La mujer que llora-  así tras una serie de crisis acabará internando a Dora en una clínica psiquiátrica donde recibirá duras sesiones de electroshock.

En Retrato de Dora Maar (1936) la presenta sedente, mostrando su rostro de perfil y frontalmente a un tiempo. Va vestida con una elegante blusa negra, profusa en coloridos adornos, y una falda roja de cuadros. Dora es representada destacando su feminidad, juega con su cabello mostrando una actitud desenfadada y cómoda ante el artista, y con las uñas pintadas de rojo –una constante en los retratos que realizó Picasso de la fotógrafa-. Otra de las características que se repiten son las formas puntiagudas, casi amenazantes, que se irán acentuando según avance su relación. Sus retratos serán siempre muy expresionistas.

image

La mujer que llora o Mujer llorando (1937) es un óleo muy dramático que transmite gran desesperación. El rostro de la modelo es convulso, distorsionado. Parece que mujer la se mete un pañuelo en la boca que muerde frustrada, desesperada, enajenada, gritando de dolor. Aquí los dientes aun son regulares, en retratos posteriores se convertirán casi cuchillos que aumentan la sensación de agresividad. Los grandes ojos expresan tristeza y soledad. Esta pintura ha sido a menudo relacionada con la inseguridad que Picasso sentía al ver la situación internacional que vivía: la Guerra Civil española, el ascenso al poder del nazismo y el fascismo italiano.

image

Pero Dora Maar fue mucho más que la musa y amante de Picasso. Siempre eclipsada por el genio sus trabajos como fotógrafa, pintora y poetisa son muy destacables. Su prometedora carrera como artista se vio sin embargo truncada tras la ruptura con Picasso que la anuló tanto profesional como personalmente. Tras la separación, Dora decidió aislarse del mundo y utilizó la religión, casi de forma obsesiva, como válvula de escape. “Después de Picasso, sólo Dios”, llegó a decir.

Dora Maar es conocida por el gran público precisamente por sus fotografías del proceso de creación del Guernica. Picasso la permitió tomar instantáneas y estar presente durante la creación de su gran obra, quizá por fue ella fue, de todas sus compañeras, la más inteligente y quizá la única que realmente le llegó a entender. Más tarde declaró que se arrepentía de ello.

image

image

image

Su primer contacto con la fotografía se produjo al ingresar en la Escuela de Fotografía de París en 1926, una de las más liberales del momento, donde se permitía a las alumnas trabajar con modelos desnudos. Sus primeras fotografías proceden del estudio de Harry Meesson donde conoció al también fotógrafo Pierre Keffen con el que Dora realizaría numerosos reportajes para revistas de moda como Madamme Figaro.

image

En este mismo estudio Dora conoce a Brassaï, fotógrafo de origen húngaro que le pone en contacto con intelectuales, artistas y demás personajes vinculados con los movimientos de izquierda. Así, Dora Maar, se convierte en una mujer de izquierdas, colaborando activamente en todo tipo de actividades como manifiestos, convocatorias de huelga… Realmente es desde la Crisis del 29 cuando Dora Maar empieza a ser consciente de la situación del mundo en el que vive y a tomar una posición comprometida con él.

En 1934 realiza un viaje por la Costa Brava donde realiza un impresionante reportaje fotográfico de carácter documental. En las fotografías muestra escenas de pobreza, miseria, barrios trabajadores de una forma muy digna. Contrastan estas fotografías sociales tan comprometidas con sus primeras obras relacionadas con el mundo de la moda.

image

Después comenzó su etapa surrealista, amiga de muchos de los integrantes del movimiento, pronto se integró con el grupo, participando en las exposiciones colectivas. Las fotografías de Dora son reflejos de su vida personal, siempre enigmáticas, profundas, con constantes referencias al mundo de los sueños. El Retrato de Ubu es una de sus obras cumbres, se consideró el icono surrealista. Representaba a un monstruo viejo y feo. Utilizó diferentes técnicas como el desenfoque, el fotocollage, sobreimagen y fotomontaje.

image

image

image

Bibliografía y enlaces de interés:

Bajac, Q., y Chèroux, C., La subversión de las imágenes, TF. Editores, Madrid, 2010

ROMANO, E. (dir.), Picasso 1915-1973, Unidad, Madrid, 2005

WALTER, C-P., Pablo Picasso 1881-1973, Taschen, Colonia, 2012

http://www.abcdesevilla.es/cultura/20130415/rc-dora-maar-infiernos-picasso-201304151809.html

http://catalogo.artium.org/book/export/html/6045

http://www.eldiario.es/politica/Zoe-Valdes-Dora-Maar-Picasso_0_122138339.html

http://www.rtve.es/alacarta/audios/mujeres-malditas/mujeres-malditas-dora-maar-sombra-picasso/1227113/

 L.

Watch on stuckinmyskull.tumblr.com

Doramaar - Terra Incognita - Monestrial

la femmes de man ray - ady (adrienne fidelin)

ca. 1937





la mode au congo, harper’s bazaar, 1937



man ray & adrienne fidelin



1937



ca. 1937



ca. mid to late 1930s





ady, marie & paul cuttoli, pablo picasso, dora maar & man ray summering in antibes.



in 1936 adrienne fidelin, a young dancer from guadeloupe met man ray in paris. she was in her mid 20s & he was 46. she became his lover, muse & model - not much more than that is known about their meeting, the details of her life or what happened to her after her affair with man ray ended.


she was welcomed by man ray’s group of friends & socialized & vacationed with the likes of pablo picasso, dora maar, paul éluard & his wife nusch, max ernst & lee miller & husband roland penrose.


in 1937 man ray photographed ady for harper’s bazaar. (william randolph hearst, bazaar’s publisher, prohibited photographs of blacks in the magazine - not uncommon for the time.) the photos were inspired by an exhibtion of headdresses from the belgian congo that man ray had seen at the galerie charles ratton in paris earlier that spring. four pictures were selected for the 2 page spread, headlined “the bushongo of africa sends his hats to paris. 3 images of white women, along with text by paul éluard were on the left. on the right the entire page was of fidelin. 


fidelin & man ray parted in 1940 when he fled france for the states during the nazi occupation while she chose to remain in paris to care for her family.  she later married, & the last thing on record is that she was dancing at a “negro” club on the champs-élysée.

Text
Photo
Quote
Link
Chat
Audio
Video