P. 285

La Rotura de los Recipientes. Diotallevi nos hablaría a  menudo del cabalismo tardío de Isaac Luria, en el que se perdía la ordenada articulación de las sefirot. La creación, decía, es un proceso de inspiración y espiración divinas, como un hálito ansioso o la acción de unos fuelles.
- El Gran Asma de Dios - glosaba Belbo.
- Ponte tú a crear de la nada. Es algo que se hace una sola vez en la vida. Para soplar el mundo, como se sopla una ampolla de vidrio, Dios necesita contraerse sobre sí mismo, para tomar aliento, y después emite el largo silbo luminoso de las diez sefirot.
- ¿Silbo o luz?
- Dios sopla y se hizo la luz
- Multimedia

LOL.

Text
Photo
Quote
Link
Chat
Audio
Video