Ellos te hacen falta: los intraemprenedores

(Texto publicado originalmente en el periódico El Universal en abril de 2014) 

Busca que dentro de tu empresa existan aquéllos capaces de innovar, ser creativos y transformar a la organización, vaya, que sean intraempren- dedores 

Si tú ya tienes tu propia empresa, deberías pensar en rodearte de ellos. Son creativos, innovadores; saben sortear el entramado burocrático y romper las reglas a su favor. Se les ha llamado “intraemprendedores” y según los especialistas que han estudiado el fenómeno, son los que más rápidamente transforman a una organización. Tienen las características de los emprendedores pero ellos lo hacen desde el interior.

"Mientras los emprendedores escogen la autonomía y la celebridad, ellos escogen escala e impacto. Mientras los emprendedores prefieren el control, estos individuos tienen la habilidad envidiable de hacer las cosas desde el interior de sistemas masivamente complejos. Ellos son jugadores igual de importantes que los emprendedores, pero detrás de bambalinas", explica un estudio realizado en conjunto por Allianz, IDEO, Skoll Foundation y SustainAbility, algunas de éstas organizaciones dedicadas a impulsar este tipo de emprendimiento.

El término fue utilizado por primera vez a finales de la década de los setenta por Gifford Pinchot, profesor de negocios, emprendedor, y fundador de la primera escuela que impartió un MBA (Maestría en Administración y Negocios) en negocios sustentables, en una investigación realizada en conjunto con su esposa. En este análisis, se plantea la necesidad de que en las grandes corporaciones los empleados comenzaran a realizar actividades propias del emprendimiento. Ahí se acuñó la palabra de “intraemprendedor”.

"La gente tiene un enorme potencial para el bien, la penetración, creatividad y para el trabajo. Gran parte de este potencial se encuentra atrapado dentro de las limitaciones de las grandes organizaciones jerárquicas actuales. El desarrollo del emprendedor es un paso más adelante para liberar individuos y nuestras organizaciones y sociedades deben construir vidas más plenas, ricas y productivas… el intraemprendimiento es una idea a la que le ha llegado el tiempo", dice Pinchot.

Una de las características principales y que de hecho, lo constituyen como un intraemprendedor es la de tener nuevas ideas. “La mayoría de verdaderos innovadores, están detrás de las puertas de las corporaciones gigantescas del mundo”, asegura el análisis hecho por varias organizaciones. Éste los describe como integradores, solucionadores de problemas y facilitadores; suelen tener habilidad política, tacto, facilidad para trabajar en equipo y paciencia, porque para llevar sus proyectos a cabo, necesitan carisma y una “hábil manipulación” del capital intelectual y financiero de la organización.

En tu empresa seguramente hay un intraemprendedor o al menos, no le falta la innovación. De acuerdo con un estudio realizado por un par de profesores de liderazgo y publicado en la Harvard Business Review en el que analizaron una firma de 5 mil empleados, al menos 250 eran innovadores naturales. De éstos, 25 eran grandes intraemprendedores.

Vijay Govindarajan y Jatin Desai, los autores, aseguran que los intraemprendedores ya están en una empresa, y que el detalle está en encontrarlos. “Estos individuos no son siempre parte del talento que es sobresaliente ya en la empresa, ni son rebeldes e inconformistas de manera obvia. Pero son únicos y ciertamente lo opuesto a un hombre de organización. Cuando los encuentres y los apoyes, la magia entrará a tu empresa”, aseguran, ya que éstos pueden transformar la organización más rápido que cualquier otro gracias a que son “pensadores libres y motivados” y “maestros en navegar alrededor de la burocracia y de la inercia política”.

Juan Carlos Bilbao, coordinador de Ciudadanía Económica para Todos de Ashoka, los describe como “gente apasionada, que repiensa las cosas, está incómoda con el statu quo, cuestiona su contexto, no está conforme con lo tradicional, que es altamente visual, se apoya en nuevas herramientas creativas y que ve el valor que surge de apoyarse en aliados no tradicionales como organizaciones sociales porque ve fortalezas”.

La capacidad de captar ayuda de organizaciones sociales lleva a un término que suena fuerte en este ámbito y es el del “intraemprendedor social”. Éste es definido como “alguien que trabaja dentro de grandes organizaciones y desarrolla soluciones prácticas para resolver retos sociales o medioambientales donde el progreso está obstaculizado por las deficiencias del mercado”, de acuerdo con el estudio realizado en conjunto.

¿Cuál es la diferencia entre el intraemprendedor social y el intraemprendedor? Que el primero deja en segundo lugar el objetivo puramente económico, mientras que el acento está puesto en la parte social y medioambiental.

En realidad, estos términos no debieran de ser diferentes y en un futuro, podrían referirse a lo mismo, ya que las empresas cada vez más, presionadas por las exigencias del mercado y de los consumidores, están enfocando sus esfuerzos a ofrecer un valor agregado que vaya en consonancia con el interés social y medioambiental, explica Bilbao.

Un estudio lo demuestra: los productos y las empresas que tendrán éxito en un futuro serán aquéllas que hagan el “bien”, es decir, que además de ofrecer un producto o servicio, tengan como prioridad esta parte social y medioambiental, sostiene un documento de la consultora Havas Media. En este sentido, la muestra realizada arrojó que 80% de los consumidores están preocupados porque las empresas actúen de forma responsable.

Un riesgo siempre latente es que las empresas no identifiquen a tiempo a sus intraemprendedores y éstos abandonen la organización. Según cifras de Tomas Chamorro-Premuzic, profesor de psicología empresarial en la Universidad de Londres, 70% de emprendedores exitosos incubaron sus ideas de negocio mientras estaban empleados por alguien más. Sin embargo, migraron de esas empresas por una falta de buen liderazgo, es decir, porque, entre otras cosas, no fue identificado su talento. Cuando una organización no le da a estos agentes de cambio la posibilidad de desarrollar sus ideas, éstos suelen frustrarse y abandonar a la empresa, explica Bilbao. Sin embargo, poco a poco esta reflexión está permeando a las empresas y las está llevando a transformar la manera de impulsar este tipo de pensamiento porque al final, esto les retribuirá de manera positiva y les permitirá crecer de forma más rápida.

Text
Photo
Quote
Link
Chat
Audio
Video