corr!

Nada era mais bonito que você me tendo em suas mãos às 4 da manhã em uma esquina fria de uma cidade vazia. Os prédios dormiam ao nosso redor, éramos a cantiga de ninar. Para onde vão os nossos pesares quando nos encontramos? A resposta, ninguém a tem. Mas é sempre assim: tudo parece desaparecer quando nossos corpos se tocam. E não precisava necessariamente de sexo. Nossa libido sexual era controlável, mas eu necessitava de você, e você de mim. E nós de nós, sem nós para nos prender; corríamos soltos, mas algo nos ligava um no outro, algo como uma linha contínua e imaginária.
—  Jadson Lemos.
youtube

ashinypegasus ¿Apoco NUNCA has visto las parodias de Hades TV con los actores de doblaje verdaderos?

Son viejísimas, aquí están todas las parodias juntas, siempre hago referencia de estas frases xD

jane: do you suppose i could make a trollsona too?

jade & calliope: Ohhh my god. Ohhh ,y god. Ohhhhhhhhhhhhh THERE IT IS THERE IT IS. THERE IT IS. OH MY GOD. EAYEAYEYAYEAHEYAHEY EYAEAAAAAAA YEAAAAAAAAAAAAAAA YEAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA YEAAAAAS. I FOOUND IT. I FOUND IT. I FOUND IT. I FOUND IT. YEAH. YEAAAAAAAAAAAAAAAH. I FOUNDI IT FINALLY!!!!! YEAH!!!!! OH MY GOD. OH MY GOD I FINALLY FOUND IT. OH MY GODO. HOH MY GOD. I CAN’T BELIEVE IT. TAKE A LOOK AT HTIS EVERBODY. A LIVE SHINY PONYTA IN MY LEAF GREEN VERSION. I CAN’T BELIEVE THIS. I CAN’T BELIEVE THIS. I FINALLY GOT IT. OH MY GOD my heart is beating 100 miles per hour. i was listening to my favorite band once again. Sum 41. No Reason. Live in Ontario 2005. after 25968 encounters I HAVE FINALLY GOT IT OH My god corre al gol, lo va a patear yyyy GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOoOoOoOoOoOLLLLLLLLLLLLLLLLL!!!!!!!!!! GOL GOL GOL GOL GOL GOL GOL GOL!!!!!……QUE GOLAZOOOOO!!!! *churns butter very quickly*

CORRE- RUBELANGEL- ONE SHOT

Ya era complicado para Miguel Ángel aceptar que estaba enamorado de su mejor amigo. Tener que soportar siempre lo que sus amigos mas cercanos decían sobre el y su manera de llevar sus sentimientos; aquellos consejos donde solo le recomendaban que dejara de una vez aquel amorío inmerso en el que se veía, y que abriera los ojos de una vez.

Ruben no lo amaba, eso era sabido.

Desde un año ya que ambos han estado saliendo, si es que se puede decir así. Para Mangel, Rubius representaba su mundo, su complemento perfecto y mucho más. El desde que se confeso dio todo para que ambos pudieran estar juntos, incluso aceptando que este estuviera saliendo con mujeres para ocultar su ¨lado nena¨; como siempre solían llamarlo

 ¿Y si dolía? Claro que dolía, demasiado.

Nunca fue fácil para Mangel aceptar que el era  gay, pero no de esos tipos que van por ahí acosando a medio tío que pasa por su cara ¡No! El solo tenia ojos para su Rubius, para el único chico idiota que lograba sacarle mil sensaciones, incluyendo tristezas y alegrías. Desde que supo que el sentimiento hacia el pasaba de amistad, tuvo mas que claro que no era porque fuera un tío, ni porque era algo que estaba ocultando hace mucho tiempo; mas que eso fue un sentimiento que nació con el tiempo, y que creció sin que el de pudiera dar cuenta. Llegando a ser un amor que no pudo parar, tanto hasta que dolía simplemente callar y solo verlo.

 El día que Miguel se confeso, Ruben aun estaba de novio con Jenifer, aquella chica maja, de piel pálida y de cabello rojizo en esos tiempos. Ella increíblemente era el complemento en versión femenina de rubius. La gente se los decían  a diario e incluso el mismísimo Mangel lo creía a cada paso que iba conociendo mas sobre ella, de su relación con su mejor amigo y sobre las costumbres que estos dos tenían en común.

¿Cómo podía el competir contra eso?

El tiempo le daba la razón, pues aun después de confesarse, Ruben continúo su vida normalmente; aquella confesión había sido recibida con un simple ¨Mangel. Tío, no te preocupes que nuestra amistad no cambiara por esto¨.  Algo que era un balde de agua fría, viendo donde lo vieran.

Rubius no quería que las cosas cambiaran; en ninguna perspectiva.

Si bien le había sorprendido por completo que en una noche de peda, mientras el y su mejor amigo estaban tirados como morsas en el sofá, este se le confesara sin ningún descaro; no estaba para juzgar las orientaciones de nadie. Por mas que lo dejara incrédulo y sin saber que decirle, el no quería perder a Mangel.  Y sabia que con esto estaba corriendo el riesgo de tirar todo por la borda, inclusive los años de amistad que tanto había sembrado.

Perder recuerdos, perder risas, anécdotas, perder mil y un bromas juntos ¿Eso era aceptable? ¿Solo porque uno de los dos sintiera un amor así?  A el no le parecía que valiera tanto; mucho menos para apartarse y perder al mejor tío que había tenido el agrado de conocer.

Mangel, aun si estuviera enamorado, seguía siendo el tío mas flipante y deschavetado que hubiera conocido. El que lo conocía como la palma de su mano, y el que siempre le había demostrado que podía contar con su hombro; aun cuando este también estuviera desmoronándose. 

¿Quien en su sano juicio perdería a alguien así por no poder amarlo? Pues Ruben no, el no se lo permitiría y menos aun dejaría que Mangel se apartara por una pequeñez como esta.  Aunque el no estuviera muy familiarizado con todo el entorno gay, y esas cosas, el sabia que ellos también eran personas, seres humanos que tenían todo el derecho de amar a alguien de su mismo sexo. En este caso era su mejor amigo, y si bien era el objeto de amor en cuestión, aceptaba ello. No para corresponderle. El amaba a Jenifer y amaba mucho a las mujeres como para querer cambiar de bando a estas alturas; pero si amaba también a Mangel, quien era como un hermano para el y por eso sabia aceptarlo. Dejando su lado macho, y poniéndose más en su perfil de ser humano.

Aceptación, ese es el primer paso para que el mundo sea mejor y que el cambio comience. Eso fue lo que pensó Ruben cuando simplemente le dijo a Mangel que no cambiaria su amistad por ello, y que las cosas, pese a ser difíciles, seguirían tal como estaban.

Gran error. Lo que paso luego de esas semanas no fue ni medio normal.

-¿¡Tu creeh que te lo hago aposta, tío!? – Una discusión en medio de la noche se escucho en un callejón cerca del centro nocturno.

Peleas, gritos, incluso quejas se escuchaban por la noche; pero el ruido de la música apaciguaba un poco aquellos sonidos que cada vez se volvían mas altos conforme a que ambos se enojaban aun mas.

-¿¡Que cojones haces aquí entonces!? ¡Te dije que saldría con Jenifer hoy! ¡No quiero verte con..!

-¿¡Que no quieres ver!? ¿¡Eh eso lo que tanto te jode Rubiuh!?- Le interrumpió Miguel, quien continuaba incrédulo en aquel muro de cemento, siendo aprisionado contra este y teniendo un rubius completamente furioso encima de el- ¿¡Te doy asco!? ¡Jodeh, dilo! ¡Si te jode tanto ver a doh mariconeh dándose amor entonceh no veah!

Si bien había pasado ya un buen tiempo desde que Mangel había dicho por fin sus sentimientos, las cosas no parecían haber mejorado, y mucho menos demostrar que todo iba bien. Además de ser ¨casi¨ rechazado. Tan solo casi porque su amistad aun seguía intacta, o lo que quedaba de ella. Lo que estaba molestándole era el hecho de que a pesar de querer seguir con su vida, el no podía.

Si bien no había salido completamente del closet, había momentos donde prefería salir y olvidarse toda la mariconeria que llevaba encima por su mejor amigo, saliendo a fiestas o pedas donde lo único que tenia como objetivo era pasarla bien para olvidar. Quedando prácticamente inconsciente en cada reventón. Por lo que era normal que a veces se liara con una que otra persona, inclusive tíos, que para opinión de Cheeto, siempre se parecían en algo a Rubius. Algo que era completamente molesto para Mangel.

 Si bien Ruben aceptaba esto, el hecho de que su mejor amigo saliera siempre de aquí para haya, también entendía su grado de culpa en ello; sintiéndose la persona mas miserable por no poder ayudarle y darle una mano ¿Pero que podía hacer?

Las semanas se habían trascurrido entre peleas interminables, donde cada quien manda al otro a tomar por culo, solo con la escusa de que no se metieran en la vida cada uno y que lo dejaran por la paz. Pero eso era lo que menos podían obtener, paz.

 -¿Crees que a mi me importa que seas Gay?

-¡Pueh parece que si! ¿Si no porque te joderia que ehte con un tío en el baño?

-¡Joder! ¡Lo hago para que no te arruines la vida! ¡Eres conocido Mangel! – Le recordó Ruben, tomándole de los hombros para hacer que reaccionara. O quizás para hacer que le prestara atención, aunque sea- No quiero que mi mejor amigo termine mal.

-¿Tanto te importa lo que la gente diga? – La voz de Mangel esta vez sonaba con repudio, como si le decepcionara escucharle- Ereh un gilipolla, macho

Miguel Ángel no hizo más que empujar a su amigo a un lado después de  decir aquellas palabras,  largándose completamente de aquel callejón y finalizando por fin con esa pelea. De todas maneras no valía de nada el discutir con Rubius, nunca lograrían entender y menos comprender el punto del otro.

Y aunque todo se estaba volviendo una jodida pesadilla para Ruben, cada día se iba convenciendo de lo mucho que le estaba importando aquel rollo de ¨ser gay¨, de Mangel. Con el tiempo, y con un par de charlas junto a Cheeto, fue dándose cuenta que lo que le molestaba no era que su mejor amigo estuviera enrollado con cualquiera que se le pasara enfrente, si no que lo único que le  encabronaba era que el que no estuviera enrollándose con el, fuera el.  Sabiendo que tenia todas las chances de hacerlo.

Pero no era fácil, y eso el tiempo se lo iba demostrando. Con la conformidad de que los días pasaron, fue cayendo más y más en aquel juego perverso de la curiosidad; terminando por ceder.  

Desde aquella fiesta en casa de Alex, donde el alcohol jugo un rol importante, Ruben se dio cuenta de que lo que sentía iba mas haya de una preocupación y querer. Al besar a Mangel en aquel baño, a escondidas de todos, pudo comprender que sus sentimientos iban mucho mas intensos de lo que el esperaba y que quizás ya no sabia si hubiera una vuelta atrás para remediar ello.

Pero poco le importo en aquellos momentos. Lo que era llamativo era que estaba sintiendo algo que nunca había dejado sentir, y por más que le pesara, le estaba gustando.

Por otro lado, Mangel luego de aquel encuentro, tomo muy enserio el hecho de que Rubius pudiera ser Gay; tanto así que espero un tiempo prudente para recriminarle que debía decir. Era el o Jen. No había más elecciones que hacer.

Por suerte para el, también Ruben había estado pensado en ello en el correr de los días; pensando si debía por una vez  dejarse llevar y ver que le traería el destino después de ello. Quizás nunca lo sabría si no lo intentaba, eso era lo que se  repitió una vez mientras que con un gran dolor en el pecho, termino con aquella novia de hacia años.

Se podría decir que las cosas saldrían bien luego de ello, pero no fue así. Aun cuando Mangel intento miles de veces ayudar a Rubius con su represión a exponerse en publico, jamás logro nada. Inclusive ante los amigos más cercanos, quienes seguramente siempre les darían su apoyo, ellos se ocultaban.

¿Y porque? Por el simple capricho de su actual novio. O si es que Miguel podía llamarlo así, ya que nunca este le había preguntado nada acerca de su relación.

Eran encuentros, momentos, caricias, besos, todo eso eran. Pero no solo se podía vivir de ello en cuatro paredes, y eso muy bien lo sabían los dos.

Por lo menos eso es lo que el pasar del tiempo le hizo entender a Mangel que por primera vez esto debía terminar, y que el dolor de ser ocultado debía césar  

»> https://www.youtube.com/watch?v=7P5Nq53rryQ «<

-Se que estamoh jodidoh. Siempre supe que ehto no seria fácil, ni para ti ni para mi ¡Pero solo ehtoy pidiendo un poco de consideración, jodeh! ¡Eh que me cago en toh ya!

Otra típica pelea se estaba llevando acabo en el departamento de Ruben, quien o por su lado, estaba totalmente acostumbrado a estas escenas, por lo que calmadamente, y con una sonrisa respondió.

- ¿Piensas que yo quiero vivir siempre escondido?

-No se, dime tu

-¿Crees que me gusta? ¡Pues no Mangel! ¡Lo odio! ¡Odio tener que ocultarme en cada rincón oscuro solo cuando quiero besarte!

-¡Entonceh no lo hagàh! –Le interrumpió este con mucho cabreo- Joder Rubiuh, eh que macho, eh fácil. Deja de preocuparte en lo que dirán y solo mírame a mi ¡Yo soy la persona que debería importarte!

Estas peleas siempre eran interminables. Ambos queriendo tener la razón, y sabiendo que quizás uno llevaba más la verdad que otro, Mangel siempre terminaba cediendo ante los caprichos de Ruben; quien era el que debía llevar la ultima palabra.  A veces ya solo por simple, terminaba por callarse, dejando que este continuara dando su punto y por ende, fuera el de la razón; ya que esa era la única forma de parar una batalla campal.

Pero esta vez no lo haría. Era momento de poner un stop a esto.

El limite para Miguel Angel había llegado, aunque desde hacia tiempo que esto había tenido que parar pero por  un deseo caprichoso de no perder a una persona tan importante, se pospuso el momento. Pero ya no podía más. Tenía que decirlo de una vez  o sentiría que luego, si el tiempo continuaba volando, ellos ya no tendrían retorno.

-Terminemos, Rubuh.- Esas palabras se escaparon tan rápido de sus labios, que ambos sintieron como el momento se congelaba. Donde el silencio fue lo único apto para asimilar la situación.

-¿Qué? ¿De que hablas?  - ¿Es que esto podía ser real? Era impresionante para Ruben haber escuchado algo así, incluso mas viniendo de la única persona que tanto lo ama. O quizás lo amo. Porque ya no podía saber que era lo que su amigo estaba sintiendo, y menos después de aquellas repentinas palabras. – ¿Estas hablando enserio, Mangel?

-Nunca hable mah enserio en mi vida. Quiero terminah con toda ehta mierda.

-Esto debe ser una broma- Fue lo único que pudo murmura en respuesta- ¡Joder, pero casi me la creo! ¡Que buena broma, macho! – Riendo, Ruben intento apaciguar las cosas, incluso intentando acercarse para abrazar a Mangel; pero este simplemente no podía aceptarlo, no de nuevo. Para el ya no había vuelta atrás.

- No te acerqueh- Se defendió, dando dos pasos hacia atrás. No iba a dejar que Rubius se saliera con la suya como en tantas peleas que había tenido antes. Donde  los abrazos y besos siempre eran la solución. No, esta vez era distinto- No quiero que ehto se tome a la ligera como siempre ¡Ehta veh voy enserio!   

-¿Por qué? ¿Es porque no quiero dar a conocer nuestra relación? ¿Es por eso? – Simplemente Ruben no se podía creer lo que estaba pasando ahora mismo ¿Acaso enserio lo estaba dejando? ¿Así de fácil?- ¡Joder Mangel! ¡Si es por eso, te he dicho que lo diré! ¡Dame..!

-¿Tiempo?- Mangel finalizo la frase. Si bien entendía completamente lo difícil que era para muchos el salir del closet, el no estaba dudando tanto. En realidad nunca dudo, y menos cuando se trataba de Rubius. Por eso es que el no podía entenderlo.- ¿Quiereh mah tiempo de lo que te he dado? ¡Te he esperado todo un jodido año, Rubiuh! ¡Un año!

-¿Y es eso malo?

-No, pero…

-¿Acaso no la hemos pasado bien? ¿No hemos sido felices?

-Siempre he sido felih a tu lado. Pero ya no puedo continuar siendo felih a ehpalda de otros. Quiero poder hacer todo lo que hacemoh en cuatro paredeh , pero afuera. – Fue lo único que se atrevió a decir Mangel en aquella lluvia de preguntas, frente a un Rubius completamente desorientado. Las cosas en verdad estaban tornándose serias; y eso estaba preocupando a Ruben de manera flipante-

-No puedes hacerme esto

- Lo que no puedo eh seguìh así. No puedo, Rubiuh- Mangel ya se había cansado de tener que esconder su amor, de siempre ser el que debía callarse y fingir que nada pasaba. Simplemente el recordar cada momento que Rubius lo había obligado prácticamente a mentir para que no les preguntaran que estaba pasando con ellos, le hacia saber que estaba tomando en verdad el camino correcto ahora.-Yo creo que me entiendeh muy bien. Y tal veh pienseh que ehto se me pasara, pero no, no esta vez.

-¿Entonces piensas tirar todo por la borda?

- Creo que si. No quiero perderteh como amigo, y si seguimoh con ehto terminaremos por odiarnoh- Por primera vez estaba siendo completamente sincero, y ruben podía notar eso. Por eso también dolía para ambos- Y eso es lo que menoh quiero

-¡Yo te amo, Mangel!

-Y yo a ti – Le respondió con toda la sinceridad del mundo, incluso con mucho dolor. No era fácil el separarse de una parte tan importante de su vida. Mangel entendía eso, pero también sabia bien cuales serian las consecuencias si no lo hacia.- Incluso te he amado mah tiempo que tu a mi Rubiuh. He sufrido mucho mah que tu en ehta vida. Por eso eh momento de amarme un poco a mí y dejar ehta relación enferma. Donde solo noh lastimamoh mah y mah.

- ¿Entonces ese era tu plan? ¿Enamorarme y luego dejarme? ¡Esto tiene que ser una maldita broma, Mangel!

- Pueh no lo eh.Jamah fue mi plan, siéndote sincero nunca pensé que terminaríamos con ehto. Nunca. Pero incluso quisiera decirte que enserio eh una broma, pero ehta veh no lo siento así. Se termino Rubiuh, me eh cansado de todo.

Ruben por primera vez se sentía devastado por unas simples palabras. El sentido de que Mangel estuviera hablando tan enserio erizaba su piel a niveles insospechados, parando su corazón y haciendo que todo su cuerpo empezara a dejarlo. Por primera vez sentía miedo, mucho miedo, y demasiadas ganas de llorar a cantaros.

-Lárgate…

-Rubiuh…

- ¡QUE TE VAYAS, COÑO!

Tal vez no fue la manera de terminar, pero a pesar de haberla cagado, ya no había vuelta atrás y a Mangel no le quedo de otra que solo aceptar aquel pedido en silencio. Dando solo media vuelta para salir de aquel living, dirigiéndose directamente hacia la puerta.

En el trayecto hacia la salida, detrás de el escucho un sonido de algo cayendo de lleno al piso; alarmándolo, pues no sabia que cosa tan de repente había sido lo que se impacto contra el suelo. De no ser por el leve ruido de sollozos hubiera salido corriendo a ver que pasaba. Pero esta vez no volvería atrás, aunque muriera por dentro al tener la imagen de un Rubius completamente destrozado en el suelo, el no daría vuelta y mucho menos se dejaría vencer por algo, que por mal que les pesara a ambos, ya no tenían.

-Eh lo mejoh…- Se susurro, dándose ánimos para salir de una buena vez  de aquel lugar. Dejando todo atrás, su amor, su vida, incluso sus recuerdos amorosos junto aquel, quien ahora tan solo se convertiría en su amigo. O quien sabe, tal vez en un mismísimo extraño.

En ciertos casos, las personas se conocen hasta un punto donde se enamoran, donde la necesidad del uno por el otro es tan fuerte, que duele, pero… ¿Qué es correcto hacer cuando ya no se siente la felicidad y solo el dolor?

A veces el dolor, con lleva al odio, al repudio por siempre tener que sentir aquel sufrir cada día. Y eso es lo que muchos hoy día llaman, el paso del amor al odio.

Tal vez Ruben no lograría entenderlo ahora, incluso a Mangel le había costado comprenderlo durante un largo tiempo, pero ellos antes de ser amantes eran amigos, y el odiarse, estaba muy lejos de ser una de las últimas opciones que quedaban en esta vida.

Si Mangel tenía que elegir entre sus deseos egoísta y terminar con un final así, pues simplemente tomaría el camino más cobarde solo para conservar a su amigo en su vida. Pues si el debía ser odiado por un tiempo, lo aceptaría. Pero de su parte jamás habría rencor, ni odio, solo amor y buenos momentos.

El amor duele, siempre será así, pero nadie quiere terminar odiando a una persona que te hizo feliz y te dio miles de recuerdos memorables. Eso siempre fue uno de los recordatorios principales que la madre de Miguel Angel le recordaba. Y hoy podía saberlo con exactitud. 

—————-

Pues aquí el one shot que quería traer para ustedes. Tenia ya pensado esto desde hacia tiempo, pero estaba bueno que salga de la nada y solo exprese lo que quiero a momentos. Cuando la inspiración llega jaja.

Bueno, sin mas, ojala les guste , regalen su amor y sus reblog a la historia si os gusta. Os quiero ♥

Eu só queria que alguém me notasse ali no meu cantinho, que esse alguém conversasse comigo e realmente se importasse em ter minha amizade. Queria que uma vez só eu não fosse a única que corre atrás, que puxa assunto, que dá conselho e que se importa. Queria que fosse diferente, só uma vez queria que alguém ficasse comigo e que não me tivesse como uma segunda opção, não consigo me livrar dessa ideia de que todo mundo tem seu “alguém”, menos eu.
—  Anna J.
El angel y el diablo

Todo el mundo opinó de le que era un malvado, un hombre horrible sin corazón, un hombre que había vendido su alma al diablo, otro Dorian Gray, que era capaz de hacer lo que fuera necesario para conseguir lo

que quería.

El nunca dijo que no fuera así, el nunca desmintió los rumores que sobre el corrían, el tan solo de limito a vivir su vida, entregándose a sus que haceres, sin importarle tampoco demasiado lo que los otros hicieran o dejaran de hacer.

Un día mientas dormía soñó con una mujer, no era una mujer normal, era las mas bella que jamás hubiera imaginado, era la mas sutil que pudiera imaginar, era dulce, cariñosa, loca, divertida, responsable……era……..era……..era una ángel.

Ese día comprendió que tenia que hacer lo que hiciera falta para que ese ángel fuera de él, y si de verdad se podía vender su alma para conseguirlo, seria un precio que a el no le importaría pagar, de todas las maneras, de todos era sabido que el no tenia ese alma, aunque el sabia que se equivocaban, pero por el ángel ese, el estaba depuesto a renunciar a su alma por ella.

Otra noche volvió a soñar con ella y esa misma noche sin llegar a despertar quiso hacer ese pacto, ese pacto diabólico que lo iba a atar para toda la eternidad al infierno y al cual el estaba dispuesto a hacerlo por llegar a amar a esa mujer, esa mujer que sin saber ni como ni por qué llenaba todo sus días, todo sus momentos, se había metido su imagen en su pupilas e hiciera lo que hiciera la veía.

Al día siguiente ella apareció, sin saber ni como ni por qué ella ya estaba formando parte de su vida. Parecía que estaba viviendo un sueño ella, el, con todo el tiempo del mundo.

Con el tiempo el le tuvo que contar la verdad, ¿pero quien se iba a creer tal farsa? y ella no lo quiso, o no lo pudo creer, para ella estaba tan claro el como se conocieron, todo lo que le hizo para conquistar su amor, para conquistar su corazón, para ella era tan real, lo había disfrutado tanto, lo amaba tanto…..Nunca entendía por que la gente no lo quería tanto como ella, como la demás gente no veía lo grande que era su personalidad, lo entregado a ella.

Todo parecía increíble, todo era lo que todo el mundo siempre deseamos, complicidad, amor, libertad, cariño, todo era ideal, y el volvió con su cuento de la venta de su alma, pero ella ese día lo escucho, pero ella ese día lo amo como nunca, pero ella ese día se gano las alas de ángel por no importarle que el fuera un diablo sin alma, lo había hecho por ella, y eso hizo que todavía lo amara mucho mas y tomo la decisión que tuviera su cielo en vida, mientras estuviera con ella ya que luego nunca mas podrían estar juntos, el en el infierno, ella en el cielo.

Ella tomo la decisión de hacerle feliz en vida, y cuando esta acabó ni ella se pudo ir al cielo y abandonarlo ni el se pudo ir al infierno y abandonarla, así que viven juntos, a si que se aman allí donde nadie cree que puede haber amor, allí esta el diablo que ama al ángel o el ángel que ama al diablo.

Cuando veas un amor que no puede ser acuérdate del ángel y el demonio por que seguramente ellos estén viviendo ahí

María(Desnudando Palabras)

anonymous asked:

Heey! he visto que reblogueas cosas deprimentes:c si estas así por un hombre, creeme, no valemos la pena, anda! sube ese animo, corre, salta, rie! wnjkss ya eso:c cuídate, eres hermosa n_n.

jajajajaj puedes que tengas razón , sí tu dices que no valen la pena, por algo será:) gracias <3

Ohhh my god. Ohhh ,y god. Ohhhhhhhhhhhhh THERE IT IS THERE IT IS. THERE IT IS. OH MY GOD. EAYEAYEYAYEAHEYAHEY EYAEAAAAAAA YEAAAAAAAAAAAAAAA YEAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA YEAAAAAS. I FOOUND IT. I FOUND IT. I FOUND IT. I FOUND IT. YEAH. YEAAAAAAAAAAAAAAAH. I FOUNDI IT FINALLY!!!!! YEAH!!!!! OH MY GOD. OH MY GOD I FINALLY FOUND IT. OH MY GODO. HOH MY GOD. I CAN’T BELIEVE IT. TAKE A LOOK AT HTIS EVERBODY. A LIVE SHINY PONYTA IN MY LEAF GREEN VERSION. I CAN’T BELIEVE THIS. I CAN’T BELIEVE THIS. I FINALLY GOT IT. OH MY GOD my heart is beating 100 miles per hour. i was listening to my favorite band once again. Sum 41. No Reason. Live in Ontario 2005. after 25968 encounters I HAVE FINALLY GOT IT OH My god corre al gol, lo va a patear yyyy GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOoOoOoOoOoOLLLLLLLLLLLLLLLLL!!!!!!!!!! GOL GOL GOL GOL GOL GOL GOL GOL!!!!!……QUE GOLAZOOOOO!!!! *churns butter very quickly*

Todo mundo vai te decepcionar, sabia? Sua mãe, seu pai, seu marido, sua amiga, seu vizinho. Todo mundo um dia vai fazer uma merda federal e ferrar com tudo que você sonhou. A gente tem tantos sonhos, tantas verdades floridas e bonitas. Meu Deus, como eu queria uma vida cheia de cor. Meu Deus, como eu queria uma realidade mais doce. Mas não. A vida é meio amarga, azeda, meio de verdade. Isso assusta, assusta, mas a gente precisa ser forte.
—  Clarissa Corrêa.