La batalla de Santiago

Chile 1962 fue un Mundial signado por la violencia. El feroz terremoto sufrido en Valdivia en 1960 no fue el mejor augurio e hizo que se tratara de un torneo austero y con bastantes limitaciones en su organización. 

Pero lo más violento se daría dentro de la cancha y con los propios jugadores como protagonistas. Todo sucedió en el partido que disputaron el local, Chile, vs Italia. El ambiente venía denso debido a un artículo publicado por periodistas italianos en donde hablaban de Chile como un país desorganizado y tercermundista. Para apaciguar los ánimos el seleccionado italiano entró a la cancha con claveles blancos, en señal de paz ante los 66.000 espectadores locales que aguardaban, enardecidos, el inicio del encuentro.

Lo cierto es que el partido fue una guerra. A los 7 minutos ya había un expulsado. Tras una dura falta el juez echó al italiano Ferrini, quien se negó a abandonar la cancha. Esto hizo ingresar a la Policía Carabinera que no muy amablemente acompañó al italiano a los vestuarios. Luego seguirían una serie de enfrentamientos, piñas y patadas voladoras (la hecatombe, la debacle total…), casi todas no sancionadas por el árbitro, de pésima actuación y haciendo (ab)uso de la famosa “vista gorda”. 

El partido lo ganaría Chile 2 a 0 con goles de Jaime Ramirez y Jorge Toro. Pero dicen los que vieron aquel partido que jamás hubo un enfrentamiento tan violento durante un mundial de fútbol. Por eso aquel partido entre La Roja y La Azzurra se ganó para siempre el mote de “La batalla de Santiago”.

image

image

image

image

image

image

Text
Photo
Quote
Link
Chat
Audio
Video