carretera

No soporto verte llorar, ¿sabes? No me gusta que llores, te ves fea cuando lloras. Me gusta cuando sonríes, por eso siempre que lloras trato de hacerte sonreír. Pero no puedo soportar verte llorar, es algo que simplemente no puedo. Porque, normalmente si lloras tú, lloro yo. No me gusta verte tan frágil, me da miedo. Por eso siempre que te abrazo trato de cubrirte, quiero protegerte. No puedo decir que no te haré daño, pero puedo decirte que trataré de ser la mejor persona posible. Es muy extraño todo, ¿sabes? La verdad me gusta mucho escuchar tu risa. Me gusta mucho compartir mi tiempo contigo. Me gusta viajar por carretera contigo, aunque no nos dirijamos a ningún lugar, disfruto del camino a tu lado. ¿Y cómo no mirar esos hermosos ojos tuyos? ¿Y cómo no enamorarse de tu sonrisa mientras disfrutas del paisaje? ¿Cómo evitar soñar contigo cuando el sol te llena de su luz? ¿O cómo impedir enamorarse de tu rostro cuando la luna te alumbra? Me gusta estar contigo. Me gusta que seamos amigos, me gusta que seamos pareja, me gusta que seas mi todo. Porque siempre me has ayudado, desde el primer día que te conocí. Gracias, de verdad, muchas gracias por salvar a este monstruo.