Mira esos ojos, sus labios, ¡Dios! Cualquiera se enamora de esa chica, y mírame a mí, escribiendo esto para tratar de desahogarme cuando lo único qué hago es odiarme cada vez más, soy un asco, ni siquiera puedo salir bien en una jodida foto, mi autoestima esta por los suelos, tengo miedo de perderte, qué te aburras de mí y qué encuentres a alguien mejor, mucho mejor qué yo, con lindos ojos, hermoso cabello, y un buen cuerpo.
Vivimos en una sociedad donde las rellenitas son descriminadas, donde por lo regular no importa tanto los sentimientos, si la mina está buena la eligen. En donde los tipos se la pasan insultando a las que están rellenitas, pero a las delgadas las elogían .. seamos realistas, si ponen dos minas una buena y la otra rellenita, eligen a la buena, siempre es así .. será como el 10 % de las personas que no le importa el estado físico. ¿Por qué creen que existen personas enfermas, de anorexia, bulimia? En un momento fueron felices, se amaron así mismas, hasta que en cierto punto se hartaron de los insultos, no digo que es culpa de toda la sociedad, solo las personas (en su caso la mayoria) que se preocupa de una persona que ni conoce, insultandolas diciendoles cosas que les doleran, que ellos no saben que así cuando llegan a sus casas se desata el infierno (literal). Espero haber superado esa tapa, no tendré recaidas, he estado limpia por un buen tiempo y quiero seguir así, así que trataré de unas simple palabras no me dañen demasiado. FIN.

”- Eres linda - Me dice mi padre.

- Eres inteligente - Me dice mi madre.

- Eres noble - Me dice mi abuela.

- Eres capaz - Me dice mi tía.

- No eres nada - Me digo a misma al mirarme al espejo mientras lloro.”