america latina

Hasta mañana, Guatemala

Este sábado a las tres de la tarde en el parque central los guatemaltecos vamos a marcar un precedente. Un hasta aquí. Un estamos hartos.

En todo lo que llevo en este país (que es toda la vida) nunca había escuchado de alguna manifestación masiva de ciudadanos que poniendo a un lado sus diferencias, decidieron salir. No sé si van a ir todos los que le dieron asistir en el evento (34,600 hasta el momento) pero esto es un buen indicio de nuestro sentir colectivo.

Cuando vi el título del evento me pareció absurdo, pensé “Pedir la renuncia de Otto Perez y Roxana Baldetti es tonto, ellos jamás van a soltar el hueso mientras puedan” y lo dejé así.

Luego mi indignación por todo lo que está pasando y ha pasado pudo más. Recordé el sin fin de asesinatos que he leído o escuchado, entre ellos el del papá de uno de mis amigos, recordé que se espera rescatar un lago que nosotros mismos destruimos, con agua mágica valorada en millones, recordé que en los hospitales no hay medicinas, que no tenemos un transporte público digno, que los salarios no le hacen justicia a nuestro trabajo, recordé la paranoia de pensar que en cualquier momento me pueden asaltar por llevar el vidrio abajo en el carro, de los asaltos que he vivido, el no poder tomar tranquilamente fotos en la calle por el miedo a que me roben la cámara, del retraso en mi educación que padecí gracias a los malos centros educativos a los que fui, recordé a todas las madres solteras que han sacado adelante sus hogares y a padres irresponsables que no se han hecho cargo de la manutención de los suyos, recordé el despido injustificado de mi madre hace un mes por la falta de un estado de derecho para los trabajadores, que no se esta buscando un país más equitativo, recordé la discriminación que viven las personas de distintas sexualidades y el escaso interés por reducir esta discriminación, recordé todo lo que me molesta y que sé que se puede cambiar.

Voy a ir a la manifestación este sábado porque puedo
porque es un derecho constitucional
porque desde hace mucho que no lo hacemos
porque estoy harto


Harto de ver como se llenan los bolsillos
a costa de nosotros
de ver como nos ven la cara
de que piensen que somos tontos
que algunos manejan los medios de comunicación a su antojo
y siembran miedo a través de ellos


Iré porque sé que será el principio del cambio
de una antigua forma de sacar lo que nos molesta
y que teníamos mucho tiempo de no usarla
por miedo

Seguir detrás de un escritorio escroleando una y otra vez asombrados de ver lo que nos están haciendo y seguir allí como si nada pensando que es tonto cualquier intento de cambio. No es justo, ni para vos, ni para tu país ni para nadie.

Todos y todas merecemos un mejor país. Quien no vaya, respeto su decisión pero luego que no se llene la boca diciendo que aquí nadie hace nada y que siempre nos vamos a quedar en la mierda. La manifestación para mi es una catarsis. Tantos países que han tomado sus calles y nosotros seguimos con miedo de hacerlo, hasta que se llegó el día. Hasta mañana, Guatemala.