Por la ventana miro
y algo resignada
lanzo un suspiro.

Otra vez el sol
se ha ocultado.
De nuevo sola
me ha dejado.

Intento las lágrimas
en su lugar contener
cuando una estrella
decide aparecer.

En el firmamento lejana,
la contemplo pensante.
“Ella en su soledad
brilla incesante.”

Luego, una y otra
hacen su aparición.
Cuando menos lo noto,
estoy con un millón.

De estrellas
estoy rodeada.
Y de repente
estoy acompañada.

¡Qué bello es el universo!
¡Qué pequeñita yo soy!
Y aquí entre ventanas y sueños
logro sentirme algo mejor hoy.

—  Juego de palabras ♥
Sin mi autorización, sin estar preparada; mi corazón ha decidido iniciar una nueva historia de amor que estoy segura, terminará en tragedia.
—  Un nuevo y aterrador comienzo.