Él era un hombre extraordinario, fiel, atento y encantador. Me amaba y eso era justo lo que yo necesitaba para salir adelante, pero la estabilidad de nuestra relación no dependía sólo del amor que sentía por mí, él también merecía ser amado, y yo no me encontraba en condiciones para sentir amor por nadie. Si de mí dependiera, hubiera dado todo lo que estaba a mi alcance para poder corresponderle… Lamento mucho saber que no era el indicado para mí.
—  Life after Rod, Ricardo G.

me acuerdo que una vez amé a alguien que un día se fue y nunca más volví a ver, seguimos hablando y yo la amaba, la amaba a pesar de la distancia y de la ausencia física, a veces me daban ganas de verla y trataba de verla. nunca la vi,una vez la vi y ni si quiera de cerca, la vi a lo lejos y me bastó, porque la amaba y sabía que aunque no nos pudiéramos amar físicamente, me seguía queriendo y yo la iba a seguir amando.

Me enamoré de ti, de las caricias que tanto anhelaba, de tu sonrisa, tu mirada, tus labios, tus ojos… Me enamoré de la manera en la cual tus cejas se arqueaban con mis estupideces, me enamoré de las noches que pasabamos completas hablando y hablando, de cualquier cosa; teníamos mucho en común.
Todo cambió cuando me dijiste que me amabas, yo te creí… Y seguimos con el “juego.”
Al final, me abandonaste alegando que yo era una buena amiga; vaya que me cayó pesado… Me había ilusionado… Demasiado…. Como siempre.
Lloré, lloré porque me enamoré de ti.
No sé el porque de tu abandono, nunca tuve el valor para preguntartelo, hoy en día solo me limito a observar tu sonrisa, verla allí plasmada, en los labios que un día tanto añoré…
En los labios… En tus labios… Que tanto desee…

anonymous said:

Desconozco si ya lo has hecho o no! Pero cuéntame tu historia de como? Porqué? Engañaste a la persona que más te amaba y confiaba en ti... Detalladamente cuéntame sólo el engaño. Que te llevo a hacerlo?

Anon. 

Bueno, a ver les cuento, en general las cosas como pasaron.

A mediados de Febrero del 2013, ayude a Migue a conseguir un trabajo, el estaba fastidiado del trabajo que tenía, y yo lo veía sumamente cansado, y no ganaba lo suficiente como para poder estar bien. entonces, lo metí a trabajar a una tienda de videojuegos con ayuda de un amigo, El entro, pasamos a vernos de todos los días, a solo dos horas a la semana. una los sábados que podía ir a verlo trabajar un rato, y el los lunes que podía pasar por mi. Nuestra vida sexual era nula. en todos los meses que estuvimos juntos solo intimamos dos veces, y no es que considere el sexo algo importante, pero es la verdad, jamás teníamos tiempo, o lugar, el decía que los hoteles no eran lugar para mi, y lo respetaba, estábamos en su casa, comiéndonos a besos, con ganas de desatarnos, pero siempre había gente, al igual que en mi casa, La falta de comunicación nos fue alejando, el llegaba cansado de la tienda. yo tenía trabajo, y me quedaba dormida hablando con él, él empezó a celarme, y yo también, empecé a ver publicaciones extrañas, (corazones en fotos de sus amigas, te quiero en las mismas fotos) y non sabía ni porque, empecé a distanciarme de mis amigos y familia, de mis amigos para evitar celos de su parte, y de mi familia, porque siempre lo defendía de que mi madre no lo quería. Después la brecha se empezó a hacer más grande, había veces que el me soltaba la mano en la calle, que antes de besarme hacia cara como de que no sabía quien era, o no me veía, en muchos de esos lunes o sabados me hacía llorar en el metro o camino a casa, por sus constantes celos y dudas. Una noche terminamos porque nuestras peleas por mis amigos o su trabajo nos estaban alejando, y porque había chicas en la plaza donde él trabajaba que le tiraban la onda. Entonces vino un amigo, un amigo de Cabo a verme,. quedamos de vernos, yo estaba muy emocionada, llevaba años hablando con este muchacho, vino, nos vimos, cometí mi infidelidad. Si anon,. la cague, hice mal, me metí con alguien que jamás en mi vida he vuelto a ver, ni siquiera disfrute porque, porque estaba pensando en Miguel,. porque me lo quite de encima diciendo que ya debía irme. No volví a buscarlo, no volví a cogerle las llamadas ni a contestarle los mails, Miguel se enteró al leer una conversación con un amigo, donde le pedía un consejo. No me lo perdonó y estaba en todo su derecho. Esa es la verdad.

Si me quieres juzgar por puta, adelante, es una opinión que me tiene sin cuidado, puesto que la única opinión importante es la que él tiene de mi. 

Text
Photo
Quote
Link
Chat
Audio
Video