airplaness

EXCITED AKO. :DD

Gusto ko nang umalis. hahaha. Gusto ko ulit magbaksayon dun. Buhay-Prinsesa nanaman ako. TAHAHAHA. Sana huwag tumapat sa birthday ni lolo’t lola. ABA. Sayang yun ! maghahanda sila tapos WALA AKO ?! Di  pwede yooon ! XD 

Caught in the storm ❄

                                 [  two-paper-airplaness ]


        Dos horas, dos horas llevaba encerrado en esa cabaña gracias a esa tormenta de nieve. En otras situaciones Kaiser podía estar de lo más cómodo, sin embargo estaba molesto, enojado, furioso, nervioso…y vaya, un sinfín de sentimientos enredados; nunca en su vida se había imaginado quedarse atrapado en una excursión escolar ni mucho menos con Frida De Boer. 

          No iba a negar que aquella chica tenía algo encantador, algo que le atraía…. pero cada vez que la tenía cerca simplemente no podía evitar pelear con ella. Quizás su actitud de chica inteligente y sabelotodo chocaba con la de Kaiser; no tenía idea de que, pero simplemente no podía llevar una “amistad” con esa chica. “Bueno al menos tenemos comida”. Habló, cortando el silencio entre ambos, habían estado intentando comunicarse con sus familiares y demás pero por la tormenta de nieva las señales habían caído. “¿Acaso no hay calefacción aquí?”. Preguntó molesto, pues comenzaba a sentir frío. 

two-paper-airplaness asked:

♛ *se va corriendo*

*la atrapa antes de que se vaya*

Theme:☆ | ☆☆ | ☆☆☆ | ☆☆☆☆ | ☆☆☆☆☆
Icon:☆ | ☆☆ | ☆☆☆ | ☆☆☆☆ | ☆☆☆☆☆
Posts:☆ | ☆☆ | ☆☆☆ | ☆☆☆☆ | ☆☆☆☆☆
Music:☆ | ☆☆ | ☆☆☆ | ☆☆☆☆ | ☆☆☆☆☆
Writing:☆ | ☆☆ | ☆☆☆ | ☆☆☆☆ | ☆☆☆☆☆
Overall:☆ | ☆☆ | ☆☆☆ | ☆☆☆☆ | ☆☆☆☆☆
Do I rp with them? [x] Yes [] No
Following? [] Yes [] No, Sorry [] Just followed [x] Foreverrrr bc eres awesome. 
Special note: Eres un cupcake que fue el primero que me habló estando aquí, incluso me hablaste cuando recién estaba pensando en hacerme un indie y también debo decir que me encanta como roleas, es cutie rolear juntas /o/

two-paper-airplaness​ send "So I may have lied a bit about my age..."

– Joder. – susurró en voz baja. Lo único que le faltaba en su impecable récord de estupideces, que había hecho desde que su divorcio fuer firmado, era que su nuevo compañero fuera un niño. Soltó un bufido, conteniendo su risa ante lo estúpido de la situación. – Dime que al menos tienes dieciocho. – le pidió, frunciendo el ceño con ligereza. – Por favor.