Los sentimientos que nacen desde la pérdida no ceden su lugar con facilidad. Ellos que no han nacido del deseo ni del anhelo,  se presentan descortésmente sin la intención de marcharse al terminar la ceremonia,  al contrario, pretenden quedarse y recordar la ausencia de aquellos que no se han presentado hoy frente a tu puerta
—  Jarot