Un grupo de estudiantes de la Universidad Central de Venezuela (UCV), una de las más importantes del país, se concentró hoy en Caracas para pedir la “inmediata aparición” de los 43 estudiantes desaparecidos

¿se acuerdan cuando en febero mi pais tenia problemas y varios se burlaron porque  andabamos los venezolanos en la minerva haciendonos escuchar?…  quizas no sea el momento de recordarselos pero se los dije. Hoy por uno, mañana por ustedes. Aprendamos a ser uno de una vez por todas, que la indiferencia no nos mate.

La pasión por el fitness nos une y mañana junto a la dura y bella @ivettedominguez en el domingo de @tusambil #activatusalud ofreceremos una MEGA clase de TRX @alvarogarciafit @mariangel_armas22 @rodriguezjanni todo el #MagdalenaGymXpress presente en la terraza de #Sambil #Caracas a las 9am #JUNTOSPORLAMETA #fitness #trx #team #workout #Training #trainers #Venezuela

4

Denounce the fascist attack on the Communist Party & Communist Youth of Venezuela in Caracas

The Political Bureau of the Central Committee of the Communist Party of Venezuela (PCV) publicly denounced a criminal terrorist attack in the early morning hours of Oct. 21 that was executed against a local PCV office located in the area of ​​the Paradise Artigas parish, Caracas, where the national headquarters of the Communist Youth of Venezuela (JCV) is located. 

The attack occurred at 2:30 am, with the detonation of an incendiary devices on the façade and inside the premises, endangering the lives of brigade leaders and activists of the JCV, who were at the site after performing propaganda tasks. 

This JCV brigade acted promptly and with confidence, managing to contain the fire and guarding the space until firefighters and members of the Bolivarian National Police - Capital District arrived.

The Political Bureau of the PCV has learned that all comrades of the JCV Brigade received the necessary medical care and are out of danger. 

During the morning a joint meeting of the Political Bureau of the PCV and the National Executive Committee of the JCV was held in which this event was analyzed. It corroborates the repeated charges by the communist leadership of the development of a plan by the most reactionary sectors of the right to intimidate, demoralize and beat the forces of the revolutionary popular movement. 

The Political Bureau of the PCV urges the competent authorities as soon as possible to identify and punish the perpetrators and masterminds. 

The Political Bureau alerts all branches of the PCV and JCV, as well as all activists and revolutionaries who fight resolutely to defend and deepen the process of change, to strengthen our revolutionary vigilance. We believe in the justness of the struggle that we promote, and in our ability to organize and mobilize an effective response to the attacks and provocations of the pro-imperialist right.

Political Bureau of the Central Committee, COMMUNIST PARTY OF VENEZUELA - PCV 

Caracas, October 21, 2014.

youtube
De La Guaira a Caracas

Streetstyle ♡ #fashion #fashionlovers #fashionblogger #instaglam #instamood #instadaily #instafashion #instacool #instagood #instaglam #miami #LA #newyork #Hollywood #caracas #moda #tendencias #accesorios #accessories #orfebre #jewelry #followme #outfit #weekend #love #happy #iphoneonly #photooftheday #glam #OOTD #regram

Thousands of Venezuelan Youth March to Demand End to “Terrorism”

Ciudad Bolívar, 20th October 2014, (Venezuelanalysis.com) - On Saturday thousands of Venezuelan youth and government supporters participated in a march against terrorism and for peace.  The youth march was organized in response to the assassination of 27-year old lawmaker andChavista leader Robert Serra, who was murdered along with his partner Maria Herrera in their home earlier this month. 

Young people and government supporters filled the streets of Caracas to take their demand - that lawmakers officially declare the murder of Serra as an act of terrorism - to the National Assembly. 

Dressed in chavista red, and carrying signs that stated “Venezuela against terrorism” and “Venezuela against fascist paramilitarism,” thousands of youth from throughout the country and the capital region joined in the day of action to remember the life of Robert Serra and to take a stand against his brutal murder. Government officials have claimed the assassination was linked to a Colombian paramilitary operation that has potential ties to elements of the Venezuelan opposition.

"I’m here because I’m against the Venezuelan right’s fascist activities,” said Rosario Carabello, a government supporter who attended the march.  Many such young people are referred to as “generation Chávez” since most teenagers in Venezuela have grown up in the Bolivarian Revolution and the younger generation has little memory of Venezuela prior to former president Hugo Chavez’s election in 1998.

The murder of Serra and his partner Herrera have sent shock waves throughout Venezuela and especially through the chavista ranks, who have claimed that his assassination is a part of a broader plot to attack chavista leadership and destabilize the country.  According to the government, all eight men who were involved in Serra’s murder have been identified and two men, including Serra’s former bodyguard, Eduwin Camacho Torres, are in custody and have confessed to their participation in the murder of the young legislator.

Las armas que roban armas

“Sólo la violencia ayuda donde la violencia impera”
 Bertolt Brecht

Por: María Laura Chang

Basta conocer un poco a Caracas para prever el gentío que hay un jueves a las 6:30pm en  Plaza Venezuela. Allí están Alejandro y María, en la salida del metro que desemboca en la parada de autobuses que te llevan a Los Teques y San Antonio de los Altos.  Precisamente a San Antonio se dirige la muchacha. Eso si las decenas de personas lo permiten, si la buscan, si todo sale como lo planeó.

La noche ya cayó y el bululú invade desde el Metro hasta la calle y viceversa. No hay frescura, solo cuchicheos, gente, música pachangosa que proviene de algún buhonero de la cuadra y largas colas para regresar a casa. Los amigos deciden sentarse en uno de los muritos que dan hacia la acera para ver como las filas se acortan mientras esperan al padre de la muchacha. En conversación el tiempo pasa un poco más rápido para alivio de los dos. Desde su asiento perciben la espesa atmósfera del momento, el cansancio de todos y el suyo propio se alza sobre sus hombros y para distraerse conversan sobre los uniformados que están a su lado, echados en una mesa blanca de plástico.

-Ale, ¿qué hacen ellos aquí con esas armas? – le pregunta la joven a su amigo, que en ese momento no estaba al tanto del nuevo despliegue del Plan Patria Segura que incluye improvisados módulos en estaciones de metro y zonas aledañas. No pudo responder mucho, solo le comenta que con facilidad identifica que lo que llevaban encima son artefactos de guerra.

Estas armas largas despiertan la curiosidad de quienes no están acostumbrados a ver Guardias Nacionales Bolivarianos (GNB) en la calle. Los hombres, jóvenes, conversan entre ellos, tranquilos, a pesar de tener los uniformes verde oliva que los identifica como funcionarios públicos. No prestan demasiada atención a lo que ocurre a su alrededor. Minutos antes tal vez se entretuvieron pidiendo cédulas a menores con cara de malos o escribiendo mensajes de texto a sus enamoradas. Pero ahora, en definitiva, se ven las caras largas y se escuchan los cuentos de manera desinteresada. Sin embargo, pronto deberán espabilar. Tras tres detonaciones rápidas y seguidas, se desdibuja el panorama de paz.

María deja de hablar y Alejandro, alerta, la toma del brazo. Él no está seguro de que lo que sus oídos acababan de percibir son disparos pero al escuchar cinco más huye a toda velocidad. La única escapatoria que ven es la misma que el resto de  las personas, todos corren hacia dentro de la estación de metro. En el trayecto María escucha a una mujer que grita: “si bajan es peor, si corren es peor” y se molesta. Odia que en situaciones extremas siempre alguien salga con comentarios así, irresponsable y fuera de lugar. Lo comenta con su compañero mientras continúan su escape y saltan, como pueden, los escalones metálicos hasta llegar al suelo gris de abajo. Tierra firme. Se tranquilizan. Es como si el cartel negro que dice Gran Avenida Norte los protegiera de todo mal.

-Pero chamo, tengo que subir pronto. Mi papá ya viene por mí — suelta la joven al poco tiempo. Aún con la adrenalina nadando entre sus venas y al ver que no pasa nada más deciden ascender, no sin antes esperar sesenta estresantes segundos. No hay gritos, ni peleas, ambos concuerdan y suben. 

Efectivamente, retornan al sitio inicial y en seguida la joven se monta en el carro y se va. Alejandro queda solo viendo como todo vuelve a la normalidad. Ante sus ojos el pavor que la ráfaga de tiros produce en una muchedumbre se esfuma y le parece extraño que esto pase tan rápido. Ve cómo las filas de los autobuses se arman otra vez e incrédulo mira a la gente, que ahora hasta risas saca al comentar la situación. Realmente le incomoda, se pregunta si es normal lo que acaba de ocurrir, se pregunta si la gente ya se acostumbró a aquel sonido que sólo convoca a la muerte.

En cuestión de segundos voltea la mirada y se da cuenta de que las santamarías de los comerciantes informales cerraron. También ve la mesa blanca de plástico con sus sillas vacías y entiende que los GNB ya no están. Su cerebro procesa todo de forma acelerada. Escucha con atención varias conversaciones de gente sacando sus propias conclusiones. Asume, por algunas señas, que el hecho se produjo a una cuadra más allá, en la esquina bajando por el Hotel President. Pero no hay certeza de nada.

Antes de bajar para volver al metro, escucha una última versión. La que para él, incluso hoy, es la cierta: eran unos malandros que le querían robar las armas a los GNB. En los días sucesivos ni por prensa ni por televisión ninguno de los chicos supo más del tema. Alejandro no pudo ratificar la hipótesis que lo convenció pero cuenta el drama bastante seguro de que “por ahí van los tiros”.

Para octubre del 2014 alrededor de 100 efectivos policiales han perdido la vida en manos de la delincuencia. En la gran mayoría de los casos el motivo principal ha sido el de despojarlos de sus armas de reglamento, por lo que la historia de Alejandro encaja bastante bien con lo que la prensa de sucesos refleja.

En cada lobby de la estación de metro de  Plaza Venezuela un grupo de funcionarios intenta poner orden. Cayendo la noche de ese jueves dos de octubre, motorizados atacaron de sorpresa a un grupo de efectivos. La misión no se logró. Los tres primeros disparos, provenientes de los delincuentes fueron silenciados con cinco más por parte de la guardia. Huyeron, rápido, sin nada en las manos. Esta vez el final no fue rojo y las armas no lograron robar armas.

#chill #saturday #view #caracas #avila #sky #nature #ig #igers #ig_ccs #ig_vzla #iphone5 #igcaracas #instacool #instagood #instamood #InstaSize #iphonesia #ig_caracas #igerscaracas #instagramers #igersvenezuela #vzla #venezuela #photo #pic #picoftheday #photooftheday #l4l #like4like #ccs #caracas #venezuela #vzla

8

Resumen fotográfico del concierto de @vidaboheme en el Anfiteatro del Hatillo.

Una noche cargada de energía y emociones, una noche en la que nos sentimos como en una montaña rusa, después de tanto tiempo, teníamos de nuevo a La Vida Boheme en casa. En Caracas se dio a cabo el cierre del tour nacional “La Vida Mejor”, y entre lágrimas y aplausos, los nominados y ganadores del Latin Grammy, cerraron con broche de oro una perfecta velada caraqueña.

(fotos cortesía de @samanthavivre)

Text
Photo
Quote
Link
Chat
Audio
Video