!eros

anonymous asked:

So what's the consensus on the word "gringo"? I'm Mexican and I use it, and I've heard it can be insulting. Should I say something else?

it’s the same as güero, whoever told you it was offensive or a slur was probably a white person.

-e

Mi ero illusa restasse ma stava inseguendo i suoi sogni e se lui era il mio obiettivo più grande, io non ero il suo progetto più entusiasmante, non ero nemmeno sua.
—  About a moonlight
Basta de Tonterías.

 pareja: wigetta.

género: muy leve angst y luego fluff as fuck. (?)

resumen: Willy está cansado de tanta tontería de esconder su relación con Samuel. 

notita: soñé con esto, pero con otra pareja e-e y me acordé de alguien me había pedido algo parecido y pues acá está bruders. Yyyyy, ositogermania, voy a usar la separación esta que ya verás bc siento que así va a quedar bien. (?) te jamo no te plagio.

i.

El día se adivinaba divertido desde el primer rayo de sol que les golpeó la cara y les arrebató el sueño. La cama parecía el lugar más cómodo en el que jamás hubiera estado después de los brazos de Samuel. Se enrosco entre las sábanas y sonrió al verle ahí cubriéndose los ojos del sol, y sonrió más cuando le vio responder su sonrisa, y no pudo dejar de sonreír mientras los labios de su compañero se posaban en los suyos. Le tomó del cuello y mandó a tomar por saco las sábanas. Tenía buenos presentimientos para este día. 

Buenos días, ¿no?  — La voz del mayor resonaba en el silencio de la mañana, menos aguda que de costumbre. —

Ya, buenos días.  —Rió, regresando a su lado de la cama. — Te toca cocinar hoy a ti, no seas vago.

Pero qué voy a cocinar yo, si no hay nada que hacer. Venga, vístete que te invito el desayuno.

ii.

El caso es que los presentimientos son sólo eso, ideas que se arma uno. Dentro del departamento podían ser amigos, amantes, podían decir y hacer lo que quisieran. Pero fuera estaban a la vista de todos, de ojos vigilantes que no querían ser descubiertos con tal de que ellos actuaran, y todo eso era frustrante, y Willy estaba comenzando a cansarse. Había considerado la posibilidad de terminar con todo, no soportando más la presión que llevaba encima, sin saber de dónde sacaba la fuerza y habilidad para guardarse todas las caricias y los impulsos que quería llevar a cabo. 

Pero es que luego estaba él allí frente a él, con el azúcar de los panqueques manchándole una comisura de los labios y después de pelear con el impulso de limpiarle con los labios, se recordaba de que prefería que todo estuviera así antes que no tenerle a él. 

Tienes…  —Se señaló a sí mismo, indicando el lugar — Azúcar… 

Quítamela. 

Si es que encima el cabrón no se la ponía fácil. Le lanzó una mirada de furia, que contenía tristeza escondida e imperceptible, y Samuel rió arrancándose los restos de los labios con la lengua. Era imposible. 

Lo decidió allí, repentino e irracional. No soportaría más esto. Debía tomar medidas o terminar con todo, y lo último no era en realidad una opción cuerda. Esperó, en silencio, escuchando la avivada plática que su novio ponía sobre la mesa, planeando en su mente sus próximos pasos. Esperó, entonces, a que abandonaran el lugar, y entonces comenzó.

iii.

Creo que deberíamos tomarlos el día libre.  —La calle llena de gente les detenía y era un buen momento para arrastrar a Samuel hacia otro lugar que no fuera el departamento. — Ya sabes, pasar el día fuera.

¿No tienes vídeos que grabar? Es decir, igual tengo que editar unas cosas y…  

Dije que creo que deberíamos porque lo necesitamos.  —Se colocó frente a él, encarando su plan. Debía hacerlo. — Venga, por favor. Un día no te hará mal. 

Comenzaba ahora. Le tomó de la muñeca y comenzó a acelerar su paso hasta un lugar que nunca hubieran visitado, el primero que le tomara el camino. No había planeado exactamente dónde le llevaría o qué haría, pero sabía más o menos cómo hacerlo. 

Vale, vale.  — Escuchar su risa lo tranquilizó un poco. No estaba seguro de cómo reaccionaría ni si estaría de acuerdo, y eso le ponía nervioso. — Solo dime a dónde vamos cabezón, porque no entiendo.

Iremos a conocer todos los lugares de la ciudad que no hemos ido nunca por estar encerrados allí.  — Frenó, y volteó hacia él. Primer paso. Soltó su muñeca simplemente para enredar sus dedos entre los de su pareja. Observó su reacción, como bajaba la mirada y la volvía con una risilla, y escuchó un “Vale” con tono divertido. Pero podía adivinar en sus ojos, que estaba vigilante de alguna cara conocida o unos ojos que les miraran demasiado. — Empezando por aquél lugar de juegos que te conté el otro día. 

iv.

Después de horas de dar vueltas por la ciudad, gastando indiscriminadamente, riendo sin parar, cayeron rendidos apoyándose en una de las paredes de las múltiples tiendas a lo largo de la playa. Habían acabado unos helados hacía apenas unos minutos, y las gotas de chocolate en la mejilla de Samuel, milagrosamente afeitada, lo comprobaban. Paso número dos. 

Se apartó de su lugar y se acercó a él con una sonrisa, arrebatando las gotas con besos rápidos en su mejilla. Pudo escuchar su risa, y sintió sus brazos abrazarle por un momento, y nunca se había sentido más libre. Pero así de rápido como comenzó terminó, pues el mayor le apartó con delicadeza de su cuerpo, delicadeza que sintió como el peor golpe. Aún así, se calmó al verle sonreír. 

¿Se puede saber qué estás haciendo?  — Rió, levantándose de su lugar también — . A ver, que no es que me moleste, pero, la gente, sabes.

La gente no es el problema. Te preocupas, nos preocupamos demasiado por lo que vayan a pensar, decir o fotografiar. Al final del día todo es cierto, ¿sabes? Y estoy harto, y…  — Paso tres. Coloco los brazos al rededor de su cuello, viéndolo, y luego abrazándolo, hablando cerca de él — . Y estoy cansado, y sé que estás cansado, y quiero salir a la calle y no tener que aguantarme las ganas de tomarte de la mano o algo, ¿Sabes? Porque…

Otros brazos correspondieron su abrazo y unos labios callaron sus palabras. Paso cuatro, cinco y seis inútiles, aparentemente. Ahora es cuando la frase aquella sobre “planear no sirve de nada” viene a ser realidad. 

Ya, porque tienes derecho de hacerlo, cariño. Basta de tonterías, tienes razón. 

Terrificata da una relazione seria,
Tu con i tuoi occhi dolci,
La tua voglia di vedermi,
I tuoi “vieni a ricompormi”.
Io ero gli “oggi non posso”
Mentre rimanevo al mio posto
Aspettando che mi tendessi una mano
E mi dicessi:
“Se hai paura, passo a prenderti”.
—  About a moonlight
2

“Mentre scrivo questa lettera, la brezza dell’oceano mi rinfresca la pelle, quello stesso oceano che presto mi sarà tomba. Mi dicono che morirò da eroe, che la sicurezza e l’onore del mio paese saranno la ricompensa del mio sacrificio. Prego sia vero.
Il mio unico rimpianto in vita è di non averti mai detto quello che provo. Vorrei essere a casa. Vorrei essere lì a tenerti la mano.
Vorrei essere lì a dirti quanto ti ho amata e solo te da quando ero piccolo.
Ma non ci sono.
Ora capisco che la morte è facile. E’ l’amore ad essere difficile.
Dal mio aereo in picchiata non vedrò la faccia dei miei nemici, vedrò invece i tuoi occhi. Pietre nere incastonate nella pioggia.
Ci insegnano a gridare “banzai” quando ci scagliamo sul bersaglio. Io invece sussurrerò il tuo nome e in morte come in vita rimarrò per sempre tuo.

-Guardia marina, Hiroshi Takahashi.”

TOUIL, AL VIA GLI INTERROGATORI
“Hai fatto tu la strage a Tunisi?”
“No, quel giorno ero a scuola.”
“Dimmi l'area del trapezio.”
“Li ho uccisi tutti io.”
— 
Antonio Iannizzotto
2

I had already decided that “Güeros,” a gorgeous slice of deadbeat Mexico City slacker poetry, was a work of genius even before the characters step out of the story (for the second time) to debate the movie with the director. These pretentious Mexican directors, one character complains (while sitting on a fancy terrace of a party he just crashed, drinking someone else’s booze), are painting an unfair picture of the country. Why do they want to make these arty movies in black-and-white featuring beggars and criminals? Then they go overseas to film festivals and convince French critics that Mexico is full of gangsters and hustlers and degenerates and phonies and corrupt politicians. But that’s all true, his friend observes. OK, the first guy admits, it is. But should they really get to make their movies on the taxpayers’ dime?

Tragic, romantic and hilarious, this late ‘90s Mexican rebel odyssey is 2015’s foreign-language breakthrough

Parlava piano, con gravità, come se mi stesse confidando un segreto, e io ero proteso verso di lei, improvvisamente stordito dalla sensazione che dovessimo baciarci, baciarci adesso, su quel polveroso divano arancione, coperto di bruciature di sigarette e di strati decennali di polvere. E avrei voluto farlo: avrei voluto protendermi sempre più verso di lei per poi aggiustare l'inclinazione del viso onde evitare il suo nasino all'insù, finché non avessi sentito il lieve urto fra le mie labbra e le sue, incredibilmente morbide. Avrei voluto. Ma in quel momento lei si smarcò.
—  Cercando Alaska.

anonymous asked:

Atena,Eros,Zeus.

Athena:

Eros: redhead for sure

Zeus: Las Vegas, NYC, and Belgium (Tomorrowland <3)

Sai, ai miei tempi quando un uomo si innamorava di una donna la amava e la rispettava sempre. Un giorno ero al mercato, io e nonno ci eravamo appena conosciuti e siamo andati a spasso tenendoci la mano. Ad ogni bancarella qualcosa mi meravigliava, bracciali, orecchini, colori, era tutto bellissimo ma a quei tempi i soldi mancavano e non potevo permettermi nulla. Quando mi riaccompagnò a casa mi salutò con un bacio, con la promessa che mi avrebbe chiamato una volta a casa. E lo ha fatto, lo faceva sempre, lo fa ancora adesso e sono passati 50 anni. Il mattino dopo vicino al mio letto trovai una piccola busta, al suo interno c’erano un paio di orecchini bellissimi, di quelli che avrei voluto comprare ma non mi potevo permettere. Brillavano… erano la cosa più bella che io avessi mai ricevuto, così lessi il bigliettino che diceva ‘‘Questi orecchini non sono segno del mio amore, ma il sorriso che avrai tu quando li indosserai, si, quello sarà il segno del mio amore.” Probabilmente adesso una cosa del genere sarebbe considerata troppo dolce da parte di un uomo, quando invece non sanno che per rendere felice una donna basta poco… basta amarla ogni giorno, senza dimenticarsi di chiamarla, senza tradirla, senza mentirle, senza lasciarla sola… Lo so che forse ti sembra impossibile che esista ancora un uomo così adesso ma sono quasi sicura che da qualche parte ancora c’è e non smettere di cercarlo, non smettere mai. Perché l’amore non è mai lacrime, tristezza, paura, insicurezza, solitudine, mai. L’amore è amore, e se c’è non smette mai di brillare. Non accontentarti del non amore, abbi coraggio e cerca quello vero. Quello che nessuno ha più il coraggio di provare…

Y allí se encontraba Christophe en aquel lugar desagradable que conocía gracias a las series de televisión o a las películas. Jamás pensó verse envuelto en un problema legal pero ahora por azares del destino tenía que enfrentarse a uno, por lo menos estaba consciente de que no se encontraba solo y que sus compañeros del reality estaban por allí con él. Sin embargo, no sabía como aquél acontecimiento afectaría su reputación y por lo tanto, a su carrera. 

En fin, no quería que en su cabeza se formularan cientos de hipótesis a cerca de ese asunto, así que se sentó enfrente de una de las puertas de la prisión y comenzó a entablar una conversación con una de las guardias de seguridad. —¿Y entonces?, ¿Decidiste matarlo o lo dejaste libre? —Le preguntó tras escuchar la sorpresiva historia que ella le había estado contando aproximadamente por una media hora sin percatarse de que había una persona observándolos.

` upon belief that the world would be ours to hold.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Phasellus faucibus mauris sit amet elit maximus, eget aliquam justo ornare. Aenean pretium ullamcorper nibh a vehicula. Nam pellentesque ante aliquet scelerisque cursus. In id suscipit lacus. Aenean nec risus sed enim semper feugiat nec sed dolor. Nullam ornare vitae urna quis pellentesque. Nunc sapien leo, convallis sit amet volutpat eu, consequat in nibh. Aenean molestie ante ac nulla pretium, hendrerit lobortis est iaculis. Curabitur tristique dolor gravida, fermentum magna vitae, accumsan orci. Integer venenatis vitae nulla quis elementum. Duis semper eros velit, nec rutrum nunc dignissim sed. Donec imperdiet eget tortor non varius.

Pellentesque id turpis et orci pellentesque rutrum. 

Nam convallis suscipit arcu, sed fringilla mi porttitor nec. 

  1. Aenean vitae augue et est mollis fringilla sit amet quis leo. Duis mollis arcu eleifend enim volutpat bibendum eu et turpis. 
  • Suspendisse odio ex, tristique at eleifend sit amet, dapibus posuere magna. Sed porttitor lacinia massa, a scelerisque libero accumsan a.

 Nunc euismod tellus arcu, sed accumsan est cursus ac. Morbi consectetur risus sed ullamcorper laoreet. Sed et malesuada quam. Mauris feugiat et nisi in aliquam. 

No es un compañero, es un amigo. Nunca olvidaré todo lo que ha hecho por mí. Gran culpa de lo que estoy haciendo es suya. Siempre me felicita, me da consejos y se alegra por mí. Es difícil encontrar personas así. Nunca escucharás a alguien que tenga una mala palabra de Fernando. Ojalá podamos jugar más juntos.
— 

Alvaro talking about Fernando again

Again an old quote, but I’m just so onboard this ship and in search of material, haha!

Siediti, fidati, credimi, baby te quiero. Io vivo ora o mai più, non chiederti chi ero.
—  Salmo